Lo que faltaba.

Artículo publicado el domingo,16 de Noviembre de 2014 en ElPeriódico.com

risto16-11-14

Il·lustració de Leonard Beard

“Lo que faltaba. Ahora vas y me recuerdas lo que no hice. Me señalas lo que nos faltó. Lo que debería haberte hecho y no te hice. Lo que debería haberte dicho y no pronuncié. Lo que debería haber sentido y jamás sentí. O lo que no fui capaz de poner. La omisión, esa culpa por lo que no se ve, ese reproche al vacío de lo que ya se fue. Nadie debería echarse en cara lo que faltaba. Y sin embargo, cuántas ausencias fueron más causa que consecuencia, cuántas relaciones se acaban por razones ajenas a la realidad.

Lo que faltaba. Siempre lo que faltaba. Sólo y únicamente lo que faltaba. No sé qué tiene lo que faltaba, que jamás puede llegar a ser compensado por lo que sí estuvo, por todo lo que sí se dio. Es así de jodido. Así de inexorable. Así de mal. Te guste o no. Y es que por muy completa que fuese tu relación, por mucho que se exprimiese el amor, siempre habrá más cosas que se quedaron fuera. Porque todo fuera será siempre más grande que cualquier dentro. Por definición. Por eso el dentro es más precioso. Por eso hubo que protegerlo lo mejor que supimos. Por eso al cabo del tiempo se nos escapó. Por eso se nos escurrió entre los dedos. Porque se diluyó lo que sí teníamos entre todo lo que faltaba y todo lo que al final nos faltó.

Lo que faltaba. Lo que ya no puedes ni deseas cambiar. Por mucho que lo intentes, ya es tarde y ahora sería hasta de mal gusto, fatal. Como ese beso en la mejilla de cualquier ex. Como esas cartas que no son ni devueltas al remitente porque el destinatario ya cambió de dirección. Como esa llamada perdida en el móvil del que ha muerto, que nadie se molesta ni en contestar. Las cosas que llegan tarde no es sólo que estén desfasadas, es que están mal. No sólo por su momento, sino por su intención. Porque es la intención la que se nos quedó caduca. Y nos recuerda lo que sentimos y ya no está vivo. Lo que fuimos y jamás volveremos a ser. Porque volveremos a ser otra cosa. Pero eso ya no.

Lo que faltaba. Verte preciosa. Verte radiante. Verte feliz. Todo lo que siempre quise para ti. Y resulta que sólo lo consigues gracias a no estar conmigo. Esa luna llena que hoy todos admiran está patrocinada por este sol que ya se va. Justamente el único selenita que sobraba en el firmamento de tu vida. Me voy atardeciendo y tornándome rojizo, enfriándome de a poco y a sabiendas de que cuanto más me ausente, mejor estarás, mejor te irá. Para que otros puedan contemplar la belleza de lo que hicimos juntos. Lo mucho que tú eres gracias a lo poco que yo fui. Y mientras, sigo vagando por la otra cara del mundo, tratando de convencerme de que volveré a encontrar otro satélite, aunque los dos sepamos que ya no hay más.

Lo que faltaba. Encima va y me dices que ahora sí que has cambiado. Que has aprendido tanto de nuestra ruptura y de nuestra relación. Que cometerás quizá otros errores, pero esos ya nunca más. Ahora que ya aprendiste, ahora va y lo va a disfrutar el siguiente. Él, ese individuo al que aún no conoces ni tú, pero que ya puede contar con toda mi envidia y frustración. Él, sin duda algo menos capullo que yo, que te encontrará al final de nuestro camino y no tendrá que pasar por lo que pasamos los dos. Él, un cualquiera que te llevará hasta vete tú a saber dónde, y si lo consigue, si es que tiene el valor y el coraje de conseguirlo, siempre habrá sido gracias al recorrido que juntos hicimos los dos.

Dale las gracias por conseguir todo aquello que yo no supe.

Y una buena patada en los huevos.

Que eso también nos faltó.”

¿Quieres recibir artículos como éste en tu buzón de e-mail? Suscríbete a ristomejide.com.

 

 

 



Categorías:Artículos, Articulo, El Periódico de Catalunya, Ouyeah, Risto, Risto Mejide

Etiquetas:, , , , ,

14 respuestas

  1. Risto, el amor es así, incomprensible.
    Emocionante las dos entrevistas del pasado domingo, dos vidas duras, pero al final la vida sigue…
    Luchar, en esta vida estamos de paso.

  2. Pues lo cierto es que me ha gustado mucho este post, sí señor… Me ha gustado. Y no le falta razón.

  3. Brillante ejercicio de autoinmolacion

  4. Curiosa que es la vida, nunca dejará de sorprenderme

  5. IBuenísima la frase de cometeras otros errores, pero no los mismos. Sobre el escrito no se si será una situación actual o pasada. Cuando se escribió se percibe todavía dolor. Si la situación es real, si se quiere tener ese éxito anhelado en el amor, primero hay que haber sufrido mucho mientras y después de la relación de la persona amada y seguidamente se necesita un tiempo de valoración y aprecio propio para estar listo en empezar una nueva relación. Pero una relación con alguien que de verdad se pueda llegar amar locamente. Desde mi humilde experiencia, eso es lo que la vida me ha enseñado.

  6. de las pocas veces que te “has dejado ver”. Porque o eres sincero o muy buen actor… y nunca he pensado que fueras bueno en lo segundo.

  7. Gracias por poner en palabras mis sentimientos y lo de tantos otros…he llorado, me he emocionado y han hecho q aún te admire más si cabe. Gracias Risto Mejides, por la excepcionalidad de tu persona.

  8. Y esa apariencia tan fría y dura que tienes… y tantos sentimientos y emociones por dentro, que además sabes explicar tan bien y hacernos vivir de manera tan intensa… ¡Digno de admiración!

  9. uffff! me ha movido, gracias Risto por expresar lo que muchos hemos sentido, sentimos o sentiremos

  10. Sabes, tanto este articulo como el de una relacion es frecuencia..me han tocado la fibra…porque dios, como ha dolido saber que lo que aprendió a mi lado, otra ya disfruta…y dios, como me mata que el actual no entiende ni de frecuencias, ni de vibración…y sigo pensando.. fijate , que prefiero luchar y perder al que entiende la definición lingüística de “frecuencia” aunque a veces “nos falto”, que luchar con la ignorancia emocional de otro…

  11. Después de mi separación yo cree una app con todo lo que nos había faltado 2gether app, una app que creo conocíste Risto, una app que a pesar de tener varios miles de usuarios en todo el mundo, y un uso del 35% semanal, tuve que cerrar porque los inversores no creyeron que la pareja pudiera estar interesada en tener una aplicación con la que poder interactuar de forma distinta, enviándole un guiño a media mañana, cambiando el cielo de su jardín o regalándole una poción mágica con la que pedir disculpas, o tener más tiempo para los dos. El amor es cursi.
    Esa aplicación murió ahora que en EU más de 8Millones de parejas usan apps de este tipo (mucho más sencillas). Esta claro que una app no va a salvar tu relación pero quizás sí pueda llegar a ser en un punto de gestión de conflictos antes de llegar a irte a dormir una noche sin decir al otro “buenas noches”
    La app tiene una deuda de 30.000 euros a Enisa por un crédito joven emprendedor. Pero está en iphone, android y puede activarse en cualquier momento… Ahí lo dejo. Ánimo Risto, la separación es muy dura, pero siempre acaba siendo una oportunidad. No aprovecharla sería una mala decisión, algo que no podrías perdonarte. Abre las ventanas, porque aunque al principio la luz duela a los ojos, pronto te preguntarás ¿qué hacía yo viviendo en la penumbra?

  12. A todos nos duele algo así… ánimo.

  13. Y yo, que al leer a través de estas líneas, se me ha encogido, si puedo llamarlo así, el corazón.

  14. Está mal, no tengo derecho, no debo..
    Pero es algo que se clavo, y no salía, y tenía que decírtelo, no es la.mejor de las formas…quizás no.el.mejor.dia, pero esto dentro era una bomba.. Y no puedo callarmelo…hablarlo…fundamental, que sigamos hablando, necesario..

    No me iré, quiero estar ahí.
    No me quiero perder nada.
    Tuyo. Siempre.

A %d blogueros les gusta esto: