El lunes se presenta ‘Al Rinc贸n de Pensar’, el nuevo programa de Risto Mejide.

El lunes se presenta ‘Al Rinc贸n de Pensar’, el nuevo programa de Risto Mejide.

El lunes, 11 de mayo de 2015, a partir de las 12:00 en ATRESPLAYER.

Captura de pantalla 2015-04-12 a la(s) 11.53.20

El pr贸ximo lunes tendr谩 lugar la rueda de prensa de la presentaci贸n del nuevo programa de Risto Mejide, “Al Rinc贸n de Pensar”, que se estrenar谩 muy pronto.

Os invitamos a ver la rueda de prensa en directo, a las 12:00, donde Risto Mejide, director y presentador del programa, nos contar谩 todos los detalles sobre “Al Rinc贸n de Pensar”.

A31

 

Captura de pantalla 2015-05-08 a la(s) 12.58.03Captura de pantalla 2015-05-08 a la(s) 12.59.03

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

Risto Mejide (y sus gafas NEON) son parte de la #VogueRevolution y protagonizan este v铆deo. Play!

Risto Mejide (y sus gafas NEON) son parte de la #VogueRevolution y protagonizan este v铆deo. Play!

Revista Vogue, NEON, marzo 2015.

Captura de pantalla 2015-02-26 a la(s) 17.46.58

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

La Voz.

La Voz.

Art铆culo publicado el domingo, 18 de Enero de 2015 en ElPeri贸dico.com.

risto18-1-15
Il路lustraci贸 de Leonard Beard

“Excelent铆simos artistas, ilustr铆simos amigos, se帽oras y se帽ores, autoridades鈥

Querido Julio,

Te estar谩s preguntando por qu茅 pap谩 te ha tra铆do a este sitio. Qu茅 hacemos aqu铆 rodeados de tanta gente importante. Y sobre todo, cu谩ndo te voy a dar las chuches que te he prometido si te portas bien.

Hoy es un d铆a grande por muchos motivos. Tal d铆a como hoy naci贸 el se帽or que invent贸 la m谩quina de vapor, James Watt, as铆 como escritores y artistas de la talla de Edgar Allan Poe, Paul C茅zanne, Janis Joplin, Robert Palmer o Dolly Parton. Tambi茅n hoy algunos pa铆ses celebran el d铆a del cervecero, otro tipo de artista sin el cual no habr铆an existido muchos de los primeros. Pero a ti todo eso dudo que a煤n te importe mucho.

Supongo que en alg煤n momento te preguntar谩s por qu茅 han elegido a pap谩 para hablar aqu铆. No s茅, eso tendr铆as que pregunt谩rselo a ellos, pero s贸lo espero que no sea porque piensan que soy un experto, ni en 贸pera ni en ninguna otra cosa, o alguien que vaya a arrastrar multitudes, m谩s que nada porque a m铆 no se me sigue, a m铆 m谩s bien se me persigue.

Da igual. Ya no hay tiempo de encontrarme sustituto. Adem谩s, si estamos aqu铆, no es por nada de todo eso. Si estamos aqu铆 es para celebrar la quincuag茅simo segunda edici贸n del Concurso Internacional de Canto Francesc Vi帽as. O dicho de otro modo, si estamos aqu铆 es para celebrar, durante m谩s de medio siglo, el triunfo de La Voz.

Para los de tu generaci贸n, seguramente, La Voz no pase de ser el 煤ltimo concurso televisivo antes de que Melendi se hiciera la permanente. Puro divertimento. Entretenimiento para el prime-time. Pero La Voz es mucho m谩s que eso. Mucho m谩s.

Curiosamente, La Voz es lo 煤nico que no nos ha llegado de la mayor铆a de los personajes que han construido nuestra manera de ver el mundo. Nos han llegado sus vidas, sus pensamientos, sus conquistas, hasta sus devaneos amorosos y m谩s personales. Pero nadie sabe c贸mo era la voz de Jesucristo. O la de Buda. O la de Arist贸teles. O la de Leonardo da Vinci. Y no s茅 por qu茅, pero no me imagino al sanguinario Atila, rey de los hunos, conocido en Occidente como El Azote de Dios, con voz de pito. O al general An铆bal Barca cruzando los Alpes a lomos de sus fornidos elefantes, para matar romanos con su voz dulce y aterciopelada.

La voz es muy importante. Es tan importante, que es lo primero que te lleg贸 a ti antes incluso de que llegaras t煤. Cuando eras todav铆a algo que crec铆a dentro de mam谩, lo primero que fuiste capaz de reconocer fue la voz鈥 de pap谩. Que conste que no me apunto el tanto yo, lo dice un tal Tom谩s de Andr茅s, del departamento de Psicolog铆a del desarrollo y de la Educaci贸n de la Universidad Complutense de Madrid, y cito: “el tono m谩s grave de la voz del hombre es capaz de atravesar la barrera placentaria y llegar hasta el feto. Por este motivo, al nacer, el beb茅 distingue con m谩s facilidad la voz de su padre que la de su madre鈥. Es el 煤nico momento en el que nos adelantamos a ellas. A partir de ah铆, vamos siempre por detr谩s.

Ya ir谩s descubriendo que a tu padre, como a cualquier publicista, le gustan mucho los aforismos, porque es una buena forma de parapetarse tras el pensamiento de otro que normalmente sabe mucho m谩s que t煤. Por eso, no par茅 hasta que encontr茅 otra sorprendente cita al respecto: 鈥淟as mujeres no quieren escuchar lo que piensas. Las mujeres quieren escuchar lo que ellas piensan鈥 con una voz m谩s grave.鈥 pero claro, despu茅s supe que era de Bill Cosby y lo entend铆 todo, decid铆 que quiz谩s era mejor no utilizarla en estos momentos y menos a煤n en este preg贸n.

A lo que iba. La voz. La voz es tambi茅n eso que estrenaste el d铆a que naciste. Es nuestra primera demostraci贸n de vida, nuestro primer canto a la libertad. Berreamos para hacernos un lugar en el mundo. Anunciamos nuestra llegada con lo m谩s propio que tenemos. Inhalamos la primera gota de ox铆geno que entra en nuestros pulmones y la transformamos en poderosa llamada de atenci贸n. Es nuestro primer spot publicitario. Nuestra primera inspiraci贸n. Nuestro primer mensaje comercial.

Y digo comercial, porque a partir de ese momento descubrimos enseguida el mecanismo acci贸n-reacci贸n. O como decimos en marketing, problema-soluci贸n. Que quien no llora no mama. Y que el que algo quiere, algo le cuesta. Es nuestra primera herramienta, nuestro canal generalista de comunicaci贸n con el mundo. Existen apps de m贸vil que aseguran que son capaces de traducir el llanto de un beb茅. Pero que no te enga帽en, NADA como la mirada atenta de una madre. Y como mirada suplente de segunda B, la de un padre.

Bueno, pues a partir de ah铆, todo es evolucionar. Que es lo mismo que decir que a partir de ah铆 todo se complica.

Porque pronto ver谩s que la voz no se queda en una simple vibraci贸n de las cuerdas vocales inferiores. En alg煤n momento, la voz te empezar谩 a cambiar. Y no s贸lo en 谩mbito. No s贸lo en afinaci贸n. Sino tambi茅n en colocaci贸n.

Pronto descubrir谩s una voz interior. Es una voz callada. Sigilosa. Susurrante. Aparentemente inocua. Pero fundamental. Es la voz que aparecer谩 cuando no est茅s haciendo lo correcto. Es la voz que te dar谩 consejos sin pedirte nada a cambio. Sin motivo aparente. Por eso has de escucharla. Porque te lo dice por tu propio inter茅s. Por eso, y porque es la 煤nica voz que te har谩 triunfar de verdad. El 茅xito consiste en aprender cu谩ndo hacerle caso y cu谩ndo no.

Algunos la llaman conciencia. Otros, intuici贸n. El se帽or que dise帽贸 la tablet con la que t煤 juegas dijo una vez: 鈥淛am谩s dejes que el ruido de los dem谩s apague tu voz interior. Y lo m谩s importante, ten el coraje de seguir tu coraz贸n y tu instinto.鈥 Otro genio llamado Vincent Van Gogh mantuvo toda su vida una competici贸n con ella: 鈥淪i escuchas una voz dentro de ti que dice 鈥榥o sabes pintar鈥, entonces debes pintar por todos los medios, y ver谩s como esa voz acaba siendo silenciada鈥. Pero f铆jate, ya sea para seguirla, como para acallarla, jam谩s dejes de tenerla en cuenta. Jam谩s.

Esa voz es un ser vivo. Y como todos los seres vivos, necesita alimentaci贸n. 驴Que de qu茅 se alimenta? Pues de otras voces. Por eso has de nutrirla bien, procurarle una dieta equilibrada. Que se enriquezca bien. De las voces de un lado y de las del otro. De los que est谩n en contra y de los que est谩n a favor. De los de aqu铆 y de los de all谩. De las mezzos y de los tenores. De los muertos y de los vivos. De los que hablan tu idioma y de los que no. Porque s贸lo as铆 crecer谩 tu voz sana y fuerte. Y porque quien conoce una versi贸n, en realidad no conoce ni media.

Cuando lleves unos a帽os en el mundo, quiz谩s m谩s de los que desees, empezar谩s a descubrir tu voz propia. Y ojo que 茅sta no tiene nada que ver con la que te sale de la laringe. Con 茅sta no se nace. Con 茅sta se lucha. Se influye. Se cambian las cosas. O se intentan cambiar. Por eso hace falta cierto tiempo sobre el planeta. Para ver lo que funciona y lo que no. Para ganarse el respeto ajeno, que no es otra cosa que el turno de palabra vital. Y para darse cuenta de que la 煤nica forma de ganarse la herencia recibida de manos de las generaciones pasadas es mejorar la que se entrega a las futuras.

Lo notar谩s enseguida, ser谩 cuando te llamen idealista, ut贸pico o incluso traidor. 鈥淧refiero quedarme sin estado que sin voz.鈥 dijo un tal Edward Snowden. Y ah铆 est谩.

T煤 tira, no hagas ni caso, sigue adelante, lo cual no significa que no escuches. Como dijo desde este mismo atril Eduardo Mendoza, se hace dif铆cil dar un preg贸n de este tipo sin citar a Shakespeare, y si 茅l no fue una excepci贸n, yo no me voy a atrever a serlo: 鈥淧r茅stale a todo hombre tu o铆do, pero a muy pocos tu voz鈥. Fin de la cita.

F铆jate lo que dice Shakespeare. O m谩s bien, lo que yo interpreto. Primero, que para tener buena voz hay que tener buen o铆do. Que para poder hablar, antes hay que saber escuchar. Y despu茅s, que hay que prestar a muy pocos tu voz. Es probable que la vida te d茅 alguna oportunidad para prestarla a los que no la tienen. Aprov茅chala bien. Lamentablemente la voz no se le otorga siempre a quien m谩s la merece, y si no, mira la Gran Bola que le hemos dado a un Peque帽o Nicol谩s.

Si consigues llegar a tener voz propia, la gente te reconocer谩 aunque jam谩s te haya escuchado antes. Es lo que les pasa a las grandes marcas, a las grandes personalidades o a los grandes artistas. Que son reconocibles incluso en temas in茅ditos. Porque tienen una voz 煤nica e inconfundible. Porque nos parece que eso que estamos escuchando ya s贸lo lo podr铆an expresar ellos de esa manera.

Aix貌 茅s exactament el qu猫 li passava a la gran mezzosoprano Elena Obraztsova, guanyadora del primer gran premi del Concurs Vi帽as el 1970, y que malauradament ens ha deixat aquesta setmana, una p猫rdua irreparable per a la seva estimada Barcelona, per tot el m贸n oper铆stic i per l鈥檃rt en maj煤scules i en general.

Eso es justo lo que te ocurrir谩 si lo haces MUY bien. Que por mucho que t煤 te vayas, tu voz se quedar谩 para siempre.

Desde luego que no todo ser谩 tan fant谩stico. Tener voz te traer谩 sus problemas. Si tu voz se vuelve lo suficientemente influyente, habr谩 gente que la har谩 propia. Con la responsabilidad que eso conlleva. Y si no llega a ser importante, da igual, porque habr谩 gente que, con mala intenci贸n o sin ella, te intentar谩 secuestrar la voz. Hacerte decir algo que t煤 no has dicho. Hacerte luchar como alguien que no eres t煤.

No te preocupes si por el camino haces enemigos. Preoc煤pate si crees que no los tienes. Porque eso significar谩 que t煤 no los conoces a ellos, pero ellos a ti s铆. Hubo un se帽or que por cierto cantaba tan bien que le pusimos el sobrenombre de La Voz, que dijo que para tener 茅xito hay que tener amigos, pero para tener MUCHO 茅xito hay que tener enemigos.

Y hablando de enemigos. Estamos viviendo tiempos dif铆ciles para alzar la voz. A pocos kil贸metros de aqu铆, un grupo de salvajes creen que pueden silenciarnos atentando contra nuestras libertades. Y no se dan cuenta de que la voz de un pueblo es mucho m谩s poderosa que la voz de cualquiera de sus individuos. Que el miedo no nos mata, sino que nos hace m谩s fuertes. Que podr谩n asesinar a decenas, cientos, miles de civiles, pero jam谩s podr谩n matar la civilizaci贸n. Una civilizaci贸n que hoy cierra filas tras un simple l谩piz y la sacrosanta libertad del individuo para utilizarlo con el 煤nico l铆mite que su talento imponga.

Para terminar, tampoco te f铆es del que utilice su voz para decirte siempre lo que esperabas o铆r. 鈥淓l pol铆tico con m谩s 茅xito ser谩 el que diga lo que la gente piensa, que lo diga m谩s a menudo y que lo diga con la voz m谩s chillona.鈥 Esto lo dijo justamente un pol铆tico, se llamaba Theodore Roosevelt y -hombre- mal no le fue. Y aunque lo dijera ahora hace m谩s de un siglo, me temo que cada vez es m谩s vigente en nuestro pa铆s. Mira si es vigente, que ese se帽or tambi茅n fue famoso por luchar por la independencia de Cuba y por tratar de acabar con la corrupci贸n.

Todo esto para que entiendas la importancia de lo que se celebra hoy aqu铆. No se trata s贸lo de congregar en espacio y tiempo a las 607 voces l铆ricas y dram谩ticas m谩s prometedoras sobre la faz de la tierra. No se trata s贸lo de traerlas desde sus m谩s de 60 pa铆ses, configurando as铆 la edici贸n m谩s internacional en la historia de este concurso.

Se trata de celebrar todo aquello que nos hace seres humanos. La belleza de sus voces nos recuerda que, aparte de equivocarnos, aparte ser capaces hasta de ignorar nuestra propia naturaleza, y aparte de decirle y hacerle barbaridades a nuestro pr贸jimo, tambi茅n somos capaces de cosas maravillosas. La belleza de estas voces nos recuerdan que podemos mejorarnos a nosotros mismos, que todav铆a existe esperanza, que en el fondo, muy en el fondo, a煤n tenemos remedio. Eso s铆, con esfuerzo, dedicaci贸n y sacrificio, dominando lo dif铆cil para que parezca f谩cil, que es la condici贸n sine qua non para que todo parezca bello.

Somos lo que hacemos con nuestra voz. Somos lo que hacemos de ella. Y sobre todo, lo que ella acaba diciendo de nosotros.

Francisco Araiza, Enedina Lloris, Vicente Sardinero, Anna Riera, Helga M眉ller Molinari, Dalmau Gonz谩lez, Aquiles Machado, Elena Obraztsova y tantos y tantos otros, as铆 como los nuevos talentos que salgan de la presente edici贸n.

Escucha sus voces cada vez que te entren las dudas. Esc煤chalas hoy mientras te comas las chuches. Y no dejes de escucharlas jam谩s. Ellas te reconciliar谩n con lo que realmente eres.

Una bella voz con infinitas cosas bellas por decir.

Un bello ser humano con infinitas cosas bellas por hacer.”

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

Mi cine espa帽ol, por Risto Mejide.

Mi cine espa帽ol, por Risto Mejide.

Fotogramas.

Viajando con Chispita

Mi cine espa帽ol, por Risto Mejide

En 鈥榁iajando con Chester鈥 (Cuatro), Risto Mejide da su visi贸n de los personajes de actualidad. Ahora nos ofrece su visi贸n del cine espa帽ol, tambi茅n muy cr铆tica.

Fotogramas.es / Iustraci贸n: Jonathan Mill谩n 09-12-2014

驴Cu谩l fue su primera vez con el cine espa帽ol?
‘Amanece, que no es poco’ (J.L. Cuerda, 1989). Una de mis primeras pel铆culas espa帽olas, y una de mis favoritas a煤n hoy.

驴En qu茅 pel铆cula espa帽ola se hubiera quedado a vivir?
En cualquiera de las de Julio Medem.

驴C贸n qu茅 persona o personaje del cine espa帽ol se ir铆a de ca帽as?
Me ir铆a con Karra Elejalde. Tiene que ser un cachondo.

驴Con qu茅 persona o personaje le gustar铆a quedarse encerrado en un ba帽o?
Con cualquiera que tuviese nociones de cerrajer铆a.

驴Qu茅 persona o personaje no querr铆a tener en el asiento de al lado de un avi贸n?
Al lado no s茅, pero te aseguro que si un d铆a encuentro a una tripulaci贸n formada por Javier C谩mara, Ra煤l Ar茅valo y Carlos Areces, me bajo directamente.

驴De qui茅n del cine espa帽ol estuvo enamorado de peque帽o o adolescente?
Con 8 a帽os me enamor茅 de Macarena Camacho en ‘Chispita y sus gorilas’ (L.M. Delgado, 1982), donde compart铆a cartel con los protagonistas de Verano azul. Fue mi primer fechazo cinematogr谩fco.

驴A qu茅 estrella internacional le gustar铆a ver trabajando en el cine espa帽ol?
Quentin Tarantino deber铆a salir en Torrente 6. Y carg谩rselo con una katana. O con un pincho de tortilla.

驴Qu茅 persona o personaje sentar铆a en el sof谩 de Viajando con Chester?
Me encantar铆a conversar con Almod贸var. Y con Amen谩bar. Y con Daniel Monz贸n. Y con Jota Bayona. Y con Paco Plaza. Y con Concha Velasco. Y con Carmen Maura. Y con Pen茅lope Cruz. Y con Antonio Banderas. Y con tantos y tantos鈥 Aunque espero poder hacerlo alg煤n d铆a, sinceramente.

聽驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

Y si soy Risto.

Y si soy Risto.

Art铆culo publicado el domingo, 28 de Septiembre de 2014 en ElPeri贸dico.com

risto28-9-14
Il路lustraci贸 de Leonard Beard

“Y si soy Risto. Y si me he dado de alta en una red social de contactos. Y si me he inscrito justamente con esas cuatro palabras: Y si soy Risto. Y si a煤n nadie me cree cuando les digo qui茅n soy. Y si todo eso me ha ocurrido la misma semana. Y si me sigue pasando hoy. Eh. Qu茅 pasa. Qu茅.

Y si lo primero que he debido afrontar es el prejuicio del entorno. Pero si t煤 no lo necesitas. Pero si eso no es para ti. Pero si es s贸lo para desesperados. Pero qu茅 haces t煤 en ese l铆o. Pero si es que te vas a meter en un foll贸n. Y si al principio te dan ganas de justificarte, de encontrarle una explicaci贸n racional, como si tu vida fuese la primera edici贸n de Gran Hermano, un mero experimento sociol贸gico con fines humanitarios y en el que al final seguro que a base de descartes, encuentras a un ganador que se quede en la casa.

Y si pronto te das cuenta de que todo eso no es cierto. Que ya no es verdad. Que ni todos son desesperados -aunque alguno hay- ni est谩s haci茅ndolo tan mal. Que si lo haces es justamente porque no lo necesitas. Como si s贸lo fuese l铆cito actuar por necesidad. Y dejas de enga帽arte a ti mismo y a los dem谩s. Lo que te mueve es el acierto o error. El mismo que te movi贸 en tu vida personal, que no es que tampoco lleve una tasa de aciertos como para echar cohetes.

Y si soy Risto. Y si me divierte mucho entrar en el mercado de la carne digital. Aqu茅l en el que los errores son detectados por un antivirus. Aqu茅l en el que siempre existe la funci贸n de bloquear. Y si quiero tener siempre a mano un control z. Y si no pienso avanzar en nada que ya no tenga marcha atr谩s.

Y si desde el principio te hacen elegir si quieres hacer nuevos amigos, tener una relaci贸n o simplemente chatear. Vaya. Y si uno quiere follar, qu茅 responde. Resulta que tengo que pasar por una mentira de todo menos piadosa. Por disfrazarme de otra cosa. Por ocultar mis verdaderos intereses. Y si todos mentimos. Y si todos van a lo que van. Y yo no, qu茅 va.

Y si alucino con las fotos que la gente sube. Fotos hechas con la sana intenci贸n de gustar. Una foto de una chica sentada en el water. Otra de una maquillada por su peor enemiga. Muchas fotos en aseo de plato de ducha con postura de portada de Interv铆u. Pasillos de casa de los padres convertidos en improvisada alfombra roja. Camas deshechas con actitud gatuna para alguna ocasi贸n. Diosas de mercadillo buscando lentillas a cuatro patas en una sala de estar.

Y si me empiezan a contactar chicas. Y si alguna incluso me gusta. Y si casi todas me preguntan por qu茅 me he reemplazado a m铆 mismo. Y si con ninguna s茅 muy bien que decir. Y si mi timidez se ha digitalizado y de pronto encuentra su propia expresi贸n online.

Y si la mayor铆a se acaba aburriendo porque nunca paso a la acci贸n. Y si me convierto en un triste mojabragas de las redes sociales. Y si todo siempre se va al traste porque no me atrevo a quedar. Y si lo que de verdad me pasa es que no me apetece mucho conocer gente nueva. Porque con la antigua hace demasiado que no me veo, y cada vez tengo menos tiempo al que encima le exijo una mayor calidad. Y si lo que me pasa es que follar me da igual. Dios, no puede ser que me haya hecho tan de mi edad. Con lo que yo he sido. Con lo que no fui.

Y si despu茅s un d铆a sale la noticia: Risto se ha dado de alta en una red social de contactos.

Y si todo lo anterior en realidad me importa una mierda.

Y si me rechaza otra chica que vale la pena.

Y si me vuelvo a enamorar.”

 

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

 

Revista ELLE – Viajando con Risto –

Revista ELLE – Viajando con Risto –

Entrevista publicada en ELLE, Septiembre 2014.

EL336_RISTO_Pa虂gina_1EL336_RISTO_Pa虂gina_2EL336_RISTO_Pa虂gina_3EL336_RISTO_Pa虂gina_4EL336_RISTO_Pa虂gina_5

EL336_RISTO_Pa虂gina_6

聽El ‘Making Of’ de la entrevista:

Captura de pantalla 2014-09-17 a la(s) 09.29.13

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

 

 

Risto Mejide: 鈥淧ens谩is que yo soy cr铆tico, pero no conoc茅is a mi madre鈥

18 Agosto 2014, El Pa铆s.

El presentador de televisi贸n y publicista Risto Mejide, famoso por su estilo incisivo, no se muerde la lengua en esta entrevista.

1408386630_568573_1408388058_noticia_normalRisto Mejide (Barcelona, 1974) no necesita psic贸logos de sal贸n. Su madre, cuenta, se sac贸 la carrera haciendo las pr谩cticas con 茅l. Pero el caso es que el personaje genera una irresistible tentaci贸n de sentarlo en el div谩n. El respetado publicista, siempre oculto tras unos cristales oscuros, pas贸 de merendar triunfitos a conversar con la 茅lite del pa铆s sentado en un sof谩 ingl茅s. Y le va bien. Pas贸 de despertar el odio de la gente, a generar cierta empat铆a. 驴Qu茅 sucedi贸 por el camino?

Pregunta. 驴Despu茅s de tanto concurso de supuestos talentos necesitaba un programa de entrevistas con gente que tuviese cosas que contar?

Respuesta. Tu pregunta denota unos prejuicios brutales.

P. No le digo que no.

R. Yo no critico ni me averg眉enzo de nada de lo que he hecho en televisi贸n. Si no hubiera pasado por esas etapas no habr铆a llegado a lo de ahora. Pero aparte de eso no creo que haya programas mejores o peores intelectualmente hablando. Sino aquellos que conectan con la audiencia.

P. Que tambi茅n pueden ser buenos o malos. Como el cine o la literatura.

R. 驴Qui茅n lo decide? 驴Una troika cultural? Hay much铆simas cosas que no pasan a la historia que son tremendamente necesarias. Como Dickens, que publicaba folletines populares. No hay que ser censores de la cultura popular que es un reflejo de la sociedad en la que vivimos. Alg煤n d铆a se estudiar谩 la historia a partir de lo que suced铆a en este momento. Como Bel茅n Esteban.

P. Esperemos que no.

R. 驴No te gusta? A m铆 tampoco. Pero ella conecta con muchos millones de personas, otra cosa es que a ti te guste que tu pa铆s sea as铆. Pero s铆, en esta faceta me siento m谩s yo. Puedo hacer lo que quiera, as铆 que dejo salir muchas m谩s cosas de m铆. Por eso tambi茅n las gafas son mucho m谩s transparentes, ya no necesito bloquear la mirada y quiero que la otra persona me vea los ojos.

P. 驴Es menos personaje?

R. Es un trabajo, un rol.

DNI urgente

Risto se llamaba Ricardo. Pero a los 15 a帽os unos amigos fineses empezaron a llamarle as铆. Se lo cambi贸 en el DNI. Puede que ah铆 naciera el personaje televisivo que sustituy贸 al brillante publicista.

P. Durante su etapa de OT se convirti贸 en el vertedero del odio de mucha gente. 驴C贸mo gestionaba esas emociones?

R. Una vez en The Times me compararon con Simon Cowell, que ten铆a el mismo rol. Dec铆an: 鈥淓l hombre al que todo el mundo ama odiar鈥. Y me encant贸. A todo el mundo le gusta pensar: 鈥淨u茅 cabr贸n, c贸mo ha dicho eso鈥. Y la prueba est谩 en los picos de audiencia. Era muy gratificante desde mi punto de vista porque estaba generando relevancia, y eso en televisi贸n es dinero.

P. 驴Nunca se sinti贸 mal por hacer llorar a un concursante?

R. 驴Mal? No, he recibido el cari帽o de mucha gente. No confundamos hacerse el simp谩tico en televisi贸n con caer bien.

P. No me negar谩 que era despiadado con gente claramente m谩s d茅bil intelectualmente鈥

R. Discrepo completamente. Yo concentraba el foco de atenci贸n en ese momento con una frase que la gente fuese capaz de repetir al d铆a siguiente. Para decir 鈥渉as desafinado como una perra鈥 est谩 cualquiera. Para decir 鈥渆res como un vibrador, perfecta en la ejecuci贸n, pero fr铆a en el sentimiento鈥濃 eso es un spot de televisi贸n. Y eso, perdona, pero es un m茅rito que nunca se me ha reconocido. Si me hice famoso es por decir las cosas de una manera determinada. La forma es a lo 煤nico que no voy a renunciar.

“Lo que dices desde el est贸mago es lo que logra m谩s notoriedad鈥

P. Pas贸 de machacar a la gente a ponerse a su lado con art铆culos como el del trabajo. 驴Se abland贸?

R. La gente utiliza a los personajes p煤blicos para lo que necesita. Y con el 鈥淣o busques trabajo鈥 o el 鈥淟argaos鈥, vieron que mi mala leche se pod铆a utilizar para sacar las verg眉enzas de quien hab铆a que sacarlas. Cambi茅 de enemigo y en vez de tener a los triunfitos o a los frikis de un programa, se vio que pod铆a cargar contra la casta.

P. 驴Ha dicho alguna vez algo que no pensara?

R. Continuamente, lo que m谩s notoriedad o relevancia han tenido son las que menos he pensado. Otra cosa es que me arrepienta. Lo que dices desde el est贸mago es lo que logra m谩s notoriedad.

P. Uno pensar铆a que todo este personaje es una coraza. 驴Tuvo una infancia dif铆cil?

R. Siempre hay un momento en que los periodistas me sent谩is en el div谩n. Soy hijo de psic贸loga, y mi madre se sac贸 la carrera cuando ya estaba crecidito. As铆 que he pasado todos los test del mundo. He crecido sabiendo todo de mi personalidad, lleg谩is tarde.

P. 驴Una entrevista ha de ser inc贸moda?

R. El otro d铆a le铆 una frase de un colega tuyo ya muerto que dec铆a: 鈥淯na entrevista ha de ser inc贸moda, lo dem谩s son relaciones p煤blicas鈥. Hay que preguntar lo que alguien no se ha atrevido a decir.

P. Pues el otro d铆a entrevist贸 al director de La Raz贸n, Francisco Marhuenda, y luego a su mentor, el publicista Toni Segarra. Al primero le machac贸 y al segundo le hizo una oda. 驴Eso era sectarismo o relaciones p煤blicas entonces?

R. A uno lo admiro y al otro no. Y eso se tiene que notar en una conversaci贸n. Huyo del rigor, intento ser lo m谩s subjetivo del mundo. Yo no hago periodismo. Y lo de Segarra, pues s铆, eran relaciones p煤blicas para que la gente joven que me sigue le conozca. Mucha gente me dijo en Twitter que les hab铆a descubierto a un t铆o maravilloso鈥

“Intento ser lo m谩s subjetivo del mundo. Yo no hago periodismo鈥

P. Por cierto, 1,7 millones de seguidores. 驴Alg煤n consejo?

R. La cosa no est谩 en la cantidad sino en la influencia. Si eres capaz de que tus 800 cometan un suicidio colectivo, tienes t煤 m谩s poder que yo.

P. 驴De d贸nde viene ese renovado inter茅s por la pol铆tica con programas como el suyo o el de 脡vole?

R. Los medios y la pol铆tica van ligados. Vivimos un empoderamiento del consumidor y del votante, que es el mismo t铆o. Y eso ha de llevar necesariamente a un nuevo tipo de pol铆tico que trata con los medios de manera distinta. En mi programa lo que intento es que todos est茅n representados, pero te encuentras que la mayor铆a de los antiguos dicen no.

P. 驴C贸mo qui茅n?

R. Gallard贸n me ha dicho que no y me lo sigue diciendo.

P. 驴Por miedo?

R. No, es un t铆o muy preparado, dudo que tenga miedo. Pero debe pensar que como vengo de los programas de frikis

P. He o铆do que quiso ser esp铆a del CNI.

R. Estaba en paro y buscaba ofertas en el peri贸dico del domingo. El CNI est谩 obligado a anunciarse y encontr茅 una. 鈥淪e buscan agentes que sepan hablar 谩rabe, chino o no s茅 qu茅 m谩s鈥. Yo estaba en nivel siete de chino y mand茅 un curr铆culum. Al cabo de un tiempo, me dijeron si quer铆a pasar las pruebas. Pregunt茅 el sueldo y desist铆. Era poco.

P. 驴Ha pensado alguna vez que desperdiciaba su talento con sus trabajos?

R. Como dec铆a Woody Allen, tengo poco talento pero muy bien aprovechado.

P. 驴Qui茅n le hace de Risto Mejide a usted?

R. Mi madre. Vosotros cre茅is que yo soy cr铆tico, pero no la conoc茅is a ella. Aparte de ser mi mejor amiga ha sido siempre referencia en todo.

P. 驴Y no estaba preocupada con ese personaje suyo?

R. Se preocupaba como cualquier madre. Pero la primera vez que me dijo algo fue: 鈥淨u铆tate la chaqueta en el plat贸 que al salir tendr谩s fr铆o鈥.

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

Risto Mejide: Un libro clave personal y profesionalmente.

Risto Mejide: Un libro clave personal y profesionalmente.

Twitter, Risto Mejide, Revista Anuncios.

La Revista ANUNCIOS me pregunt贸 por un libro clave personal y profesionalmente.

Cu谩l ser铆a tu respuesta? La m铆a aqu铆:

BtOETc5CAAE9Y-M.png_large

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

Hazte el amor.

Hazte el amor.

Art铆culo publicado el domingo, 15 de Junio de 2014 en ElPeri贸dico.com

risto15-6-14
Il路lustraci贸 de Leonard Beard

“Hazte el amor, receta para dos personas. Se toman un par de individuos, en adelante los amantes, que aqu铆 consideraremos de distinto sexo, aunque si son del mismo sexo la receta quedar谩 igual de bien. Lo importante no es eso, lo importante es que haya algo de atracci贸n por ambas partes. Ni siquiera que se encuentren guapos o se necesiten o realmente se quieran. Si uno de los dos desear铆a no estar ah铆, o estar con otro, o simplemente no se siente ni atractivo ni atra铆do, es preferible sustituirlo inmediatamente antes de que eche todo el plato a perder.

Se elige un buen entorno, entendi茅ndose como bueno cualquiera que vaya desde el aqu铆 te pillo aqu铆 te mato, hasta el picadero habitual. Es importante que se responda a las expectativas de exposici贸n que m谩s les ponga a los amantes, que b谩sicamente son tres: privacidad absoluta, peligro inminente o esc谩ndalo p煤blico. Y es preferible estar de acuerdo de entrada con la elecci贸n, aunque lo ideal ser铆a llegar a ese acuerdo sin ni siquiera haberlo acordado.

Se condimenta con algo de luz. La sensaci贸n lum铆nica id铆lica var铆a en funci贸n de los gustos. Yo prefiero que la luz ilumine, s铆, pero que jam谩s nos llegue a denunciar. Y si os gusta veros por duplicado, hay que tener cerca espejos o c谩maras. Tambi茅n se puede aderezar con algo de m煤sica, yo recomiendo en ese caso tener muy controlada la playlist, no vaya a ser que te entre un Fary o un Carlos Baute y te corte de golpe todo el rollo.

Se huele. Se huele todo el tiempo. Lo importante que es olerse durante todo el proceso. El olor corporal es al sexo lo que a la comida el sabor. Hay que ir prob谩ndose continuamente, ya que hay platos que, por muy buenos que est茅n, jam谩s te gustar谩n o que un d铆a, de pronto, dejan de gustarte, o que te saturan o incluso que de pronto pueden empezar a provocarte alergias. Es todo una cuesti贸n de feromonas. Y como animales que al final somos todos, aqu铆 no hay nada que responda a la pura y fr铆a racionalidad.

Y ahora, por fin, el arte de darse lo suyo entra en juego.

Porque llega el mundo de los preliminares, definido siempre por aproximaci贸n. Son esos 煤ltimos 5 cent铆metros antes de su piel. Retardar todo aquello que ambos dese谩is que ocurra. Disfrutar del camino, hacerlo durar m谩s que el destino. Hacer sufrir con la espera pero a base de bien. Calentar a fuego lento, lent铆simo, casi marcando el tempo con cuentagotas. Cuando hay谩is empezado a desprender algo de sudor, es el momento de pasar a la acci贸n.

Y ahora s铆. Se macera todo con una postura. Aqu铆 no s贸lo va a gustos, sino tambi茅n al estado de forma f铆sica y la dureza de ambos miembros. No es lo mismo optar por una vertical, que por una horizontal o por una postura mixta. La edad y los a帽os que llev茅is juntos acabar谩n haciendo el resto e incluso eligiendo por vosotros.

Se remueve bien, se bate, se mezcla y se deja haciendo chup chup. En cuanto al tiempo, de nuevo aqu铆 va a gustos. Si lo dejas poco, seguro que te quedar谩 crudo. Si te pasas, acabar谩s quemado. Al dente es un punto complicado, pero es 茅se en el que nada se pega y todo sabe mejor.

A partir de este momento hay amantes que se pierden porque acaban confundiendo ritmo con velocidad. No hay nada como saber sincronizarse con otro cuerpo y dejar que fluya lo que tenga que fluir. La sincron铆a, el sincopado, el contrapunto. Conceptos musicales que seguro que se inventaron para follar. Perd贸n, para hacerse el amor, quer铆a decir.

S铆rvase todo acompa帽ado de un buen orgasmo. Ese gran desconocido. A menudo sobrevalorado. Pero tan agradecido tambi茅n. Pretender glosarlos todos ser铆a tan complicado como tratar de clasificar las gotas de agua. Cada uno es un mundo. Y est谩 bien que as铆 sea. Porque nos convierte a todos en exploradores novatos cada vez. Aunque lo cierto es que un orgasmo no es nunca condici贸n necesaria, pero s铆 suficiente.

Hasta aqu铆 la receta, aparentemente sencilla y s贸lo para dos.

Si hay m谩s de dos, a帽谩danse ingredientes a gusto de los comensales.

Y si hay menos de dos, entonces ya no estaremos hablando de hacer el amor.

Sino de comprarlo hecho.”

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

La Mundial.

La Mundial.

Art铆culo publicado el domingo, 8 de Junio de 2014 en ElPeri贸dico.com

risto8-6-14
Il路lustraci贸 de Leonard Beard

“El Mundial, tudo bem. Met谩fora de guerra mundial m谩s o menos civilizada. Excusa medi谩tica para poner patas arriba las carencias y desigualdades del pa铆s anfitri贸n. Festival de marcas y empresas anunciando todo lo que se puede anunciar a precios de saldo, s贸lo hasta fin de mes. Y sablazo oportunista para los que se puedan permitir vivir todo eso en directo. Adem谩s, menudo morbo da ahora que vamos primeros en el ranking FIFA, a ver cu谩nto tiempo tardan en desbancarnos. Por fin veremos si es verdad eso de que cuando el Bar莽a se resfr铆a, estornuda la selecci贸n.

Pero todo eso ahora ya da igual. Qu茅 es un Mundial al lado de la que tenemos liada aqu铆. Qu茅 es el Mundial al lado de LA Mundial. A m铆, sinceramente, me pone mucho m谩s.

Ven铆amos de una precampa帽a electoral que promet铆a ser aburrid铆sima, y de pronto se citaron en las urnas un comediante del siglo XVIII intelectualmente superdotado y una 鈥渟e帽ora que鈥. Cuando a煤n no nos daba la vida para analizar semejante tractatus dial茅ctico, y mientras ambos excandidatos rebuscaban por d贸nde se cayeron m谩s de 5 millones de votos, les adelanta por la izquierda un profesor con coleta vestido con ropa hard discount que no es que hable bien, es que adem谩s dice cosas. Y entre las cosas que dice y las que otros dicen que ha dicho, de momento ya tiene en Bruselas a cinco, rima f谩cil incluida.

Y cuando a煤n no nos hab铆amos recuperado del subid贸n marxista y bolivariano, va el Rey y dimite. Perd贸n, dimitir s贸lo puede dimitir quien ostenta un cargo electo o quien haya trabajado alguna vez. El Rey no dimite, sino que abdica. O lo que es lo mismo, transfiere sus privilegios a otro. Y digo yo que se los enviar谩 por Wetransfer, porque la lista no debe de caber ni en un pen drive. Y resulta que por encima de todos, figuran estos dos: inviolabilidad e irresponsabilidad. Que es un irresponsable no lo digo yo, sino la Constituci贸n. Y que es inviolable no lo dictamina Corinna, sino la Carta Magna, concretamente en su art铆culo 56.

As铆 que ah铆 est谩n Senado y Congreso, la voz de su monarca, apresur谩ndose a aprobar las leyes que permitan una sucesi贸n al trono sin fisuras, o lo que en lenguaje parlamentario significa sin ning煤n riesgo o posibilidad de que a alg煤n juez le d茅 por esperar a su majestad a los pies del trono con una citaci贸n. Se le afora, se le blinda y se brinda por ese mensaje navide帽o de 2011 que a煤n resuena en las carcajadas de sus se帽or铆as: 鈥淟a justicia es igual para todos鈥. A que se te ha puesto cara de s煤bdito. En pleno siglo XXI. Hazte as铆, que tienes un drag贸n.

Pero tranquilos, que aqu铆 llegan los compa帽eros de 鈥淓l Jueves鈥, 煤ltimo reducto de la s谩tira pol铆tica y la irreverencia institucional, dispuestos a desmantelar tanta mandanga a golpe de portad贸n que ellos mismos se censuran y as铆 alcanzan una difusi贸n casi a la par con el famoso coito principesco que ya les costara el secuestro editorial.

Suerte que Rajoy no la quiere peque帽ita. Y que Mas la tiene may煤scula. Hablamos de pol铆tica, claro. O quiz谩s algo de aqu铆 al 9N nos haga pensar que no.

El caso es que, mientras Supermario Draghi contin煤a pasando pantallas en su particular videojuego con los principales bancos y bolsas europeas, ser铆a bueno ir siguiendo de cerca los otros Mundiales, los que m谩s nos tocan de verdad, de cerca. Esos en los que quedamos primeros en desempleo dentro de la UE. Segundos en pobreza infantil. Los d茅cimos del mundo en fraude fiscal. Y en el n煤mero 142 en el de facilidades para las empresas, coloc谩ndonos entre los peores pa铆ses para hacer negocios, por detr谩s de Kazajst谩n, Eslovaquia, Catar o T煤nez.

Que nadie espere incentivos ni primas por participar en esos mundiales.

Aqu铆, como mucho, s贸lo habr谩 un primo.

T煤. “

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

La vida es ya.

La vida es ya.

Art铆culo publicado el domingo, 1 de Junio de 2014 en ElPeri贸dico.com

risto1-6-14
Il路lustraci贸 de Leonard Beard

“Mi admirado Hematocr铆tico mantiene el tumblr 鈥淰amos a morir todos鈥 (amorirtodos.tumblr.com) que, como su propio nombre indica, es de lo m谩s optimista y existencial. Una tras otra, las actualizaciones te van contando hace cu谩nto se estren贸 aquella pel铆cula que pensabas que es reciente, o aqu茅l disco que cre铆as que s贸lo ten铆a cuatro d铆as. Y resulta que entras, lo revisas y no. Adem谩s tiene la mala leche de publicarlo siempre en el mismo orden: primero, la fecha en la que se cumple la efem茅ride, segundo, el contenido del que se trata, con lo que consigue emocionarte, piensas, 鈥渟铆, s铆, yo estaba all铆鈥, y entonces, con una tipograf铆a en negrilla, como recalc谩ndote lo viejo que te has hecho, te mete el zasca de los a帽os que esa pieza o persona acaba de cumplir. Cristina Rosenvinge, 50 a帽os. Plasca. Human Behaviour de Bj枚rk, 21 a帽os. Scat煤mmm. Lordi, el grupo gore que gan贸 Eurovisi贸n鈥 hace 8 a帽os. C贸motequedas. Common People de Jarvis Cocker y su Pulp, 19 a帽os ya. Pimba. Y la definitiva, Los Vigilantes de la Playa, 25 a帽os. Plasca plasca.

No te das cuenta, y la vida no pasa, porque en la vida se est谩. Pero lo que s铆 pasan son las cosas que cre铆as recientes, y cuando alguien se pone a fecharlas, -gracias Miguel- de pronto y por un segundo, eres consciente de tu propia edad. Y s铆, ya s茅 que la edad es s贸lo un n煤mero, pero como todos los n煤meros, es el que es, y salvo que seas un pol铆tico contando manifestantes, el dato dice lo que dice. Un pu帽ado de a帽os que se acumulan con la 煤nica esperanza y ninguna garant铆a de que adem谩s de arrugas guarden tambi茅n algo 煤til en forma de experiencia.

De repente, los futbolistas a los que admirabas son casi todos entrenadores. Ese actor rebelde e indie que te gustaba por indomable y contestatario, produce sus propias pel铆culas mainstream con una gran multinacional. Y los cantantes con los que creciste cag谩ndote en todo ya s贸lo editan recopilatorios en cofre deluxe y dan giras en teatros para que el aforo est茅 c贸modamente sentado.

Ya s贸lo coges borracheras con buen vino, hace a帽os que no pisas un local de comida r谩pida, pues s贸lo mirarlo te subir铆a el colesterol y a la palabra joven le aplicas un lifting sem谩ntico de tal manera que abarque desde la edad que te gustar铆a tener hasta los a帽os que piensas que le queda a tu l铆bido. Los 50 son los nuevos 40. Y los 40 los nuevos 30. Y los 30 los nuevos 20. Y los 20 los nuevos 10. Y los de 10 son neonatos, 驴eh campe贸n?.

Te das cuenta de que hay prendas en tu armario que ya son rid铆culas y piensas c贸mo es posible que salieses con eso puesto a la calle. Y a煤n as铆 alg煤n d铆a lo intentas, pero enseguida desistes y acabas donando esa ropa con la sensaci贸n de que donas parte de tu historia reciente. Y de reciente nada, mo帽ada. Amorirtodos.tublr.com

Por eso te escribo este texto, desde el buen rollo y la urgencia existencial, para recordarte simplemente que la vida es ya. Que si has de hacer algo, no lo dejes ni para despu茅s. Que lo hagas, s铆, pero ya mismo. Que jam谩s esperes. Porque esperar es creerte la milonga que te cuenta el futuro. Un futuro que muchas veces ni llega, y para entonces ponte t煤 a reclamar.

Que a esta vida que tienes hay que exigirle mucho, y si no te lo da por las buenas, tendr谩s que tom谩rselo por las malas. Que hay algo bueno en la impaciencia si a lo que te lleva es a matar la inercia vital. Que no es que haya que hacerlo todo, pero s铆 hay que hacerlo ya.

Mira, yo no creo en las crisis de los n煤meros redondos. Hay gente que lleva en ese tipo de crisis toda su vida.

Pero s铆 creo que, como una vez me dijo un amigo, hay algo que ser谩 impepinable al d铆a siguiente de cumplir 40.

Que estar谩s m谩s cerca de los 60 que de los 20.”

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

Y ahora qui茅n.

Y ahora qui茅n.

Art铆culo publicado el domingo, 18 de Mayo de 2014 en ElPeri贸dico.com

risto18-5-14
Il路lustraci贸 de Leonard Beard

“Cuando el callo de la verg眉enza ya no haga da帽o de tanto rozar. Cuando se nos caiga la venda del 鈥渟铆 se puede鈥 y nos demos de bruces con la realidad. Cuando la ira se nos agote y nos saturemos ya de tanta indignaci贸n. Cuando nos agotemos de luchar con espadas de palo contra tanques de acero. Cuando veamos que los de siempre siguen haciendo lo de siempre. Que nos han ignorado como nunca. Y cuando nos demos cuenta que los culpables han vuelto a la m谩s absoluta normalidad, que han pasado de proscritos a prescritos gracias al amigote de turno que los indult贸. Ese d铆a, que llegar谩 pronto, no s茅 cu谩ndo, pero llegar谩, miraremos a nuestro alrededor, nos encogeremos de hombros y nos haremos todos la misma pregunta:

Y ahora qui茅n.

No s茅 t煤, pero cada vez me doy m谩s cuenta de que s贸lo se nos van los grandes. Los mediocres duran, se perpet煤an, se apoltronan, se apolillan y enquistan sus sucias nalgas sobre los sillones forrados con el cuero cabelludo de cada uno de nosotros, de nuestra actualidad. Y los que se marchan son los que uno querr铆a que se quedasen para cualquier cosa, desde cantar las canciones o fre铆r un huevo hasta para gobernar.

Ojo que no hablo s贸lo de morirse. Que tambi茅n. Ah铆 est谩 Gabo. Y Tito Vilanova. Y Lou Reed. Y Luis Aragon茅s. Y Adolfo Su谩rez. Y tantos otros y tan r谩pidos y seguidos que tengo mi cuenta de twitter que parece un tanatorio virtual.

Hablo tambi茅n de los que deciden dar un paso atr谩s y de la gente que -cada vez m谩s- nos dice ah铆 os qued谩is. Y tambi茅n hablo de gente tan grande como Carles Puyol. E igual es s贸lo una sensaci贸n, pero por cada uno de los que se van, no hay mil de los que se quedan que lo compensen. Y no creo que tenga demasiado que ver con la edad. Vale que yo crec铆 con Freddie Mercury y los chavales de ahora suben escuchando a Justin Bieber. Pero no, me niego a pensar que sea s贸lo eso.

Creo que tiene que ver con nuestros referentes. Faros brillantes en medio de toda oscuridad. Gente por encima de sus circunstancias, vidas que son para varias TV-movies, o como se dec铆a antes, para enmarcar. La historia ha avanzado gracias a ellos. La historia se lo debe todo a los referentes. Newton se subi贸 a sus hombros y nos regal贸 la fuerza de la gravedad. Einstein se lo agradeci贸 con la teor铆a de la relatividad. Picasso copi贸 a los suyos, los plagi贸 y los acab贸 volviendo locos con su arte y su genio.

Pero un referente no es s贸lo 煤til a unos pocos genios. Un referente es necesario para cualquiera de nosotros, es nuestra manera de ver el siguiente paso, es nuestro modo de subsistir: es el ejemplo vivo de que igual no siempre hay que ser un aut茅ntico hijo de puta para triunfar. Ellos son ese alguien al que todos nos gustar铆a copiar de alg煤n modo. Alguien que ha dejado un legado tan grande, tan vivo y tan eterno, es alguien con quien siempre podr谩s conversar. Sin referentes, estamos solos, sin referentes nos morimos antes de hora. Sin referentes, se apaga la luz. Y la verdad que no me extra帽a, al precio que ahora est谩.

En fin. No s茅 t煤, pero a m铆 me faltan cada vez m谩s referentes, porque o bien la di帽an todos, o se me van. Y me di cuenta de que no estoy solo, que no soy el 煤nico que tiene esta sensaci贸n, el otro d铆a cuando supe los candidatos al Catal脿 de l鈥橝ny. Ante candidatos que ya fueron relevantes e importantes hace m谩s de 30 a帽os, mi pregunta, salvo alguna excepci贸n, era supongo la de muchos: en todo este tiempo, 驴no ha salido nadie m谩s?

Y ahora qui茅n. En pol铆tica. Y en m煤sica. Y en el Bar莽a. Y en la sociedad.

Por eso, cuando el callo de la verg眉enza ya no haga da帽o de tanto rozar. Cuando se nos caiga la venda del 鈥渟铆 se puede鈥 y nos demos de bruces con la realidad. Cuando la ira se nos agote y nos saturemos ya de tanta indignaci贸n. Cuando nos agotemos de luchar con espadas de palo contra tanques de acero. Cuando veamos que los de siempre siguen haciendo lo de siempre. Que nos han ignorado como nunca. Y cuando nos demos cuenta que los culpables han vuelto a la m谩s absoluta normalidad, que han pasado de proscritos a prescritos gracias al amigote de turno que los indult贸. Ese d铆a, que llegar谩 pronto, no s茅 cu谩ndo, pero llegar谩, mientras todos nos encogemos de hombros, espero que alguien, alguno que haya estado callado hasta entonces, alguna que incluso puede que no haya ni nacido todav铆a, pronuncie estas cuatro palabras m谩gicas con voz bien alta y clara:

Se van a enterar.”

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

Supongo.

Supongo.

Art铆culo publicado el domingo, 11 de Mayo de 2014 en ElPeri贸dico.com

risto11-5-14
Il路lustraci贸 de Leonard Beard

“Supongo. En realidad lo supongo todo. Porque saber, lo que es saber, cada vez s茅 menos, ojo que no es falsa modestia, es m谩s bien soberbia frustrada y lo que es peor, encima me creo que voy aprendiendo, con lo que al final acabo confundiendo experiencia con sabidur铆a y la verdad es que as铆 me va.

Supongo. Supongo que hago lo que me gusta, porque si no, estar铆a haciendo otra cosa. Aunque a veces me encuentre a m铆 mismo tragando sapos de tama帽o copa bal贸n. Aunque en ocasiones reniegue y mordisquee la mano que mece mi cuna y me da de comer. Aunque siempre me olvide del lujo que hoy supone tener trabajo y encima cobrar por 茅l.

Supongo. Supongo que he cumplido cada vez m谩s a帽os y menos promesas. Supongo que se me va la vida en ratos idiotas y me muero esperando vivir, como todos, cosas que nunca importar谩n demasiado, y tambi茅n supongo que si hoy fuese mi 煤ltimo d铆a, en realidad me pasar铆a la jornada dando caza y asesinando a sangre fr铆a a todos aquellos que alguna vez me han preguntado qu茅 har铆a yo si fuese el 煤ltimo d铆a de mi existencia.

Supongo. Y por suponer, oye que no quede. Supongo que la gente que me quiere lo hace sin inter茅s de ning煤n tipo. Supongo que no esperan nada a cambio. Y supongo tambi茅n que me quieren por lo que soy y no por lo que vaya o no vaya a tener. Porque si no lo pensase as铆, supongo que yo tampoco les podr铆a querer de vuelta. Supongo tambi茅n que ellos han visto algo en m铆 digno de su cari帽o, de su tiempo y atenci贸n. Pero tampoco intento pregunt谩rselo demasiado no vaya a ser que empiecen a verme como realmente soy y se den cuenta del percal.

Supongo que ser consciente todo el tiempo es un co帽azo. Que tanta intensidad al final satura, y que hay que tirarse un pedo de vez en cuando para recordarse que por muy bien que nos cuidemos por dentro, eso tambi茅n existe, eso tambi茅n est谩.

Supongo siempre un futuro mejor. Y supongo que por eso decid铆 en su momento ser padre. Quiero suponer y supongo que 茅l ha venido a incrementar la felicidad media de los que ya est谩bamos desenga帽ados de tanto enga帽ar y casi hasta enfilando la puerta de atr谩s. Y de momento, as铆 ha sido. Te lo puedo asegurar. Aqu铆 ya no supongo, esto s铆 lo s茅. Tambi茅n s茅 que 茅l me ha ense帽ado m谩s cosas en cuatro a帽os de las que yo ser茅 capaz de ense帽arle jam谩s. Eso es cierto. Es dato. Es verdad.

Supongo que estoy obligado a querer a todos los que lleven mi misma sangre. Y que si eso no me ocurre en cada uno de los casos, ser茅 un desalmado, un desarraigado, un pobre infeliz. Y sin embargo me siento bien queriendo s贸lo a aquellos con los que deseo estar. Debo de ser un psic贸pata en potencia. Es posible. Pero a veces me siento en familia incluso con gente que me acaban de presentar.

Hablando del tema. Imagino que en cualquier parte hay gente buena y buena gente. Y que no necesariamente coinciden siempre en la misma persona. Ni en el mismo c铆rculo. Ni en la misma clase social. Y supongo que el reto est谩 en saberlos diferenciar antes de que ellos te quieran amar, odiar o ignorar.

Y por ir acabando, supongo que todo esto que te cuento te interesa, aunque sea un poco. Porque si no, no lo habr铆a escrito, no lo habr铆a enviado para ser publicado y no habr铆a intentado secuestrar tu atenci贸n pidiendo adem谩s como 煤nico rescate unos gramos de tu aprobaci贸n. Supongo que es una forma como otra cualquiera de decirte que me importas m谩s de lo que jam谩s ser茅 capaz de aceptar.

Pero todo eso que conste que s贸lo lo supongo.

Ahora ya podemos seguir, que hay que disimular.”

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

Existen&cia.

Existen&cia.

Art铆culo publicado el domingo, 04 de Mayo de 2014 en ElPeri贸dico.com

risto6-5-14
Il路lustraci贸 de Leonard Beard

“Reunidos mi pasado (en adelante AYER), mi presente (en adelante AHORA), mi futuro (en adelante MA脩ANA) y un servidor (en adelante no, porque ya se supone que el que escribe soy YO), y sin perjuicio de que, pese a llevar ya toda la vida juntos, a estas alturas todav铆a ninguno pueda fiarse del otro, lo que s铆 hemos acordado es lo siguiente:

  1. AYER renuncia definitivamente a ejercer toda influencia sobre HOY. Y es que por la PRESENTE, y de una vez por todas, AYER se compromete a encontrar su lugar en la historia. Por supuesto que se le agradecen los servicios prestados, y se le reconoce el m茅rito de habernos ayudado a llegar hasta aqu铆. Cada una de sus medallas son los recuerdos que hemos decidido conservar, cuidar, deformar y maquillar. Hala, una plaquita conmemorativa, un homenaje en Qu茅 Tiempo Tan Feliz y Ciao pescao.
  2. Asimismo, AYER se compromete a comportarse como lo que es, un mero punto de partida, una simple pista de despegue, o de desapego, seg煤n se mire, algo necesario para partir, para irse, para volar y viajar m谩s lejos de lo que se est谩. En ese sentido, quedarse a vivir en 茅l deja de tener sentido, pues como todo el mundo sabe, en una pista de despegue no se puede ni dormir ni follar ni n谩 de n谩. Bueno, a lo mejor alguien s铆 puede, pero casi que no me lo presenten. Da igual.
  3. AYER ya no mueve molino. AYER ni lo has de beber. Pero AYER s铆 que cuenta cosas que siempre vale la pena escuchar y pensarse. Cuentos que hablan de aciertos y fallos. Cuentos para no so帽ar. Cuentos en los que a veces hasta se comen perdices. Y otras, barbas de un vecino que cortaron sin llegarse a remojar. Son ecos de los errores cometidos, viajan m谩s r谩pido que el sonido para intentar evitar lo inevitable. Que caigamos en ellos dos veces. Que no ejerzamos nuestro derecho a estrenarlos en voz ajena. A estrellarnos en piel propia. Y as铆 aprender a rectificar. O a justificarse. Qu茅 m谩s da.
  4. La funci贸n del MA脩ANA queda relegada estrictamente al 谩mbito de los motivos, familiares directos de toda motivaci贸n. Est谩 permitido que lo que nos pueda pasar nos d茅 cualquier cosa menos miedo. Porque el miedo es el ant铆doto de la ilusi贸n, el bromuro de la vida, el Carlos Baute de la musicalidad. Que en el MA脩ANA dejemos s贸lo aquello que nos empuje a continuar. Aquello que nos contin煤e empujando. Que s贸lo se respire esperanza. Y ya est谩.
  5. Aunque a priori parezca obvio, recuerda que NADIE tiene derecho a poseer tu MA脩ANA. E hipotecarlo es, de alguna forma, hacerse con 茅l. Donde digo hipoteca piensa en cualquier promesa. Cualquier cosa que sientas, la sientes HOY, pero el hecho de que no la puedas garantizar para el resto de tus d铆as, no desmerece PARA NADA tu sentimiento actual. M谩s bien al contrario, lo fortalece, lo engrandece, lo hace m谩s bello, m谩s vulnerable y por lo tanto much铆simo m谩s verdad. La garant铆a, otra gran falacia que queda derogada hasta nuevo desorden. Mi MA脩ANA queda por tanto libre de todo servilismo y esclavitud. S贸lo pertenece al mundo de mis sue帽os, de mis ilusiones, de mis ojal谩. Y me pienso ocupar de que ah铆 no entren los yo nunca, los imposible, los yo ya te lo dije y los seguro que ya es el final. Jam谩s prometas. Si al final lo puedes cumplir, lo cumplir谩s. Y si no, ya me dir谩s para qu茅 co帽o lo prometiste. Habr谩s mentido y quedar谩s mal.
  6. En cuanto al AHORA, en 茅l deposito todo lo que tengo, porque eso es todo lo que hay. Al AHORA le hago acreedor y usufructuario de todos y cada uno de mis segundos, que son los primeros siempre en llegar. A 茅l es a quien pertenezco y en 茅l es donde pienso vivir a la voz de ya.
  7. Para terminar, todo esto lo escribo en supuesto pleno uso de mis facultades motrices, y como buen cul茅, justo en el a帽o en el que el Bar莽a lo est谩 pasando realmente mal. Porque cuando lo gan谩bamos todo, a ver qui茅n era el guapo que se pon铆a a filosofar. A ver si en este Mundial no vamos a pasar ni de cuartos. Miedo me da. Aunque viendo mi capacidad predictiva y las dotes adivinatorias que demostr茅 con el Real Madrid, pod茅is estar todos bien tranquilos. Predije que no iba a poder con el Bayern. Y ah铆 est谩.”

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

Sympathy for Risto.

Sympathy for Risto.

N潞 611, Anuario, Abril 2014, ctrl.

Risto Mejide se asoma a la portada del Anuario 2014 de Ctrl y aprovechamos para charlar con 茅l: si le hablas de su fama de malo, 茅l responde que peor es que se considere malo decir lo que se piensa.

portada Ctrol驴Que虂 se le pide a un creativo? Que sepa comunicar. Risto Mejide se sabe comunicar muy bien y con ese talento ha hecho de si虂 mismo su mejor campan虄a. Con ello no solo se ha convertido en una de las marcas con ma虂s notoriedad del sector publicitario espan虄ol (una de las pocas que traspasa las fronteras estrictamente profesionales para hacerse generalista) sino en un 鈥渃ase study鈥 andante y mutante que ensen虄a muchas cosas sobre el mundo en el que vivimos pero que difi虂cilmente se puede imitar o reproducir. A eso se le llama ser u虂nico; es decir, lo que buscan todas las marcas.

驴Te sigues considerando publicitario?

Ma虂s que publicitario yo siempre me he considerado publicista y de hecho, me parece importante distinguir entre publicista y publicitario. Para mi el publicista es el que escribe para un pu虂blico, el que comunica para un pu虂blico a trave虂s de diferentes medios. En ese sentido siempre he sido comunicador ya fuera para marcas, a trave虂s de un libro, o a trave虂s de un programa de televisio虂n.

驴Anticipabas la evolucio虂n que iba a sufrir la publicidad y la comunicacio虂n en general?

Te diri虂a que en mi carrera profesional se ha reflejado lo que posteriormente hemos querido reflejar en Aftershare y me refiero a la confluencia entre contenidos y marcas. Al final lo que me ha ocurrido a mi en televisio虂n tiene mucho que ver con lo que le ha ocurrido a Aftershare en el sector publicitario, que es que nos hemos posicionado cada vez ma虂s cercanos al contenido.

Y esa evolucio虂n hasta convertirte en un personaje pu虂blico, 驴co虂mo lo llevas?

Al final me parece importante distinguir entre notoriedad, influencia y relevancia.

Pero en tu caso, 驴no crees que se dan las tres?

No, en absoluto, para mi alguien relevante es por ejemplo un me虂dico, alguien que te salva la vida. Si hablamos de influencia, si虂 te diri虂a que he vivido una segunda ola en la que mi 鈥渕arca鈥 (tu虂 le has llamado personaje pero yo lo calificari虂a como marca) se ha ampliado a trave虂s de las redes sociales y las he utilizado para influir, algo de lo que me siento muy orgulloso (me refiero a mi gestio虂n de las redes sociales). Y por u虂ltimo esta虂 la notoriedad, que es simplemente que la gente te reconozca por la calle, pero todos sabemos que la notoriedad pasa, es algo efi虂mero, y asi虂 tiene que ser conmigo y con todo el mundo.

驴Entonces te consideras una marca?

Si, pero igual que tambie虂n tu虂 eres una marca. Precisamente las redes sociales lo que han hecho es poner a nuestra disposicio虂n herramientas que hasta ese momento solo estaban al al- cance de una marca comercial.

驴Te parece necesario que dentro del mundo del especta虂culo haya gente como tu虂 y como otros que aporten algo que tenga cierto peso, cierta trascendencia?

Ma虂s que eso yo te diri虂a que me parece ma虂s importante ser aute虂ntico a la hora de utilizar los medios. En toda relacio虂n entre una persona y un medio hay una manipulacio虂n mutua y en ese proceso tu虂 tienes esa capacidad para hacer llegar tus mensajes y ahi虂 radica el e虂xito. De todas formas me parece que se comete un error cuando se piensa que todo el mundo tiene que ser trascendental cuando aparece en un medio porque al final la gente tambie虂n necesita distraerse, entretenerse. Las cosas triviales son necesarias y ma虂s en los tiempos actuales. No puedes pasarte todo el di虂a cabrea虂ndote, denunciando… no es bueno ni para ti ni para la gente.

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

0鈥00003 a帽os de soledad.

0鈥00003 a帽os de soledad.

Art铆culo publicado el domingo, 27 de Abril de 2014 en ElPeri贸dico.com

“Solo. Estoy solo. Nah, no me llores todav铆a no me llores por favor. No es algo de lo que me sienta especialmente orgulloso, pero tampoco es algo de lo que nos tengamos que avergonzar. Nos, s铆, he dicho nos. Porque por si no lo has notado a煤n, t煤 tambi茅n lo est谩s. Cuenta cu谩ntos punteros de rat贸n aparecen en tu ordenador. La pantalla es tu vida en estos momentos. Los links activos sobre los que puedes hacer click, las opciones que se te presentan. Y esa flechita siempre mirando hacia arriba como quien busca un futuro que mejorar谩, eres t煤. Es cierto que puedes aprovechar para conectar con otros, pero ten en cuenta que siempre estar谩s haci茅ndolo solo. Y ya est谩.

risto27-4-14
Il路lustraci贸 de Leonard Beard

Solo. Est谩s solo. Ya seas hombre, mujer, animal, tertuliano o cosa. Eres un ser solitario. F铆jate que no he dicho que est茅s muy solo, eso ser铆a distinto. La diferencia entre estar solo y estar muy solo es la misma que la que existe entre que algo sea m铆o y que algo sea muy m铆o. En el primer caso, simplemente est谩s poseyendo, es una descripci贸n. En el segundo, ya est谩s categorizando, y eso etimol贸gicamente es muy pr贸ximo a profec铆a. Fueron los griegos los que inventaron la palabreja categor铆a, y en su origen era justamente eso, sin贸nimo de predicci贸n. No deja de ser curioso, cuando categorizas, predices. Cuando clasificas, destinas. Cuando etiquetas, condenas.

Solos. Estamos todos tan solos. Y peor acompa帽ados. Aunque nos encari帽emos de vez en cuando. Aunque dejemos que nuestra soledad necesite sentirse acompa帽ada por otra soledad. Hay siempre un momento, sea despu茅s de la fiesta o despu茅s del polvo o despu茅s de esa discusi贸n, en el que irremediablemente volver谩s a sentirte contigo mismo y sin nadie m谩s a quien agarrarte. De nuevo solo. De nuevo ah铆. No hay ata煤des de dos plazas. Ni dos puntos de vista para un mismo espejo. Est谩s t煤 y lo que decides que te devuelva. Ya est谩. Si t煤 te mueves, se mover谩 contigo. Si tu te mueres, se morir谩 contigo. Si t煤 te mientes, te mentir谩 por ti.

Solos. A veces por elecci贸n, otras por selecci贸n natural. Luis Racionero siempre hace referencia a los ingleses, por lo visto ellos s铆 supieron diferenciar en su lenguaje entre loneliness y solitude, entre la soledad involuntaria y la buscada, entre un accidente repentino y un genocidio emocional. Nosotros, en nuestro riqu铆simo castellano, a煤n andamos creyendo que toda soledad es mala, que todo aislamiento es un castigo y que toda compa帽铆a siempre te tiene algo que aportar.

Hay que saber estar solo. Y sobre todo, hay que saber quedarse solo. Sin que la presencia propia le obligue a uno a buscar escapatoria en lo ajeno. Sin que la ch谩chara externa oculte y anegue la conversaci贸n que de tanto en tanto tiene que darse en tu interior. Porque no hay nada m谩s triste que no saber ni c贸mo aguantarse. Porque puede que el que oiga voces este loco. Pero el que no las oiga, seguro que acaba volvi茅ndonos locos a los dem谩s.

Solo. Estoy solo. Igual te parece triste. Pero es much铆simo m谩s triste no saber lo que se est谩.

Esto fue lo que sent铆 esta semana cuando se nos fue gente tan nuestra y tan grande como Tito Vilanova o como el promotor de Macondo, tambi茅n constructor de Cien A帽os de Soledad. Pero no querr铆a acabar con tanta tristeza, ni creo que pudiese, porque ni con mil millones de art铆culos como 茅ste compensar铆a semejante p茅rdida. Mejor lo acabo con una an茅cdota curiosa.

Hace diez a帽os, pude compartir con Gabo 15 minutos de charla paseando por Los 脕ngeles, en pleno Rodeo Drive. Fueron mis 15 minutos de Gabo. Supongo que era a eso a lo que se refer铆a Andy Warhol. 0.25 horas charlando con todo un Premio Nobel. 0.0104 d铆as cogido de su brazo. 0.00003 a帽os aprendi茅ndolo casi todo sobre publicidad. Porque 茅l fue redactor de una gran agencia cuando vivi贸 en M茅xico DF. De hecho, algunos de sus esl贸ganes a煤n sobreviven en la mente de muchos de los que nos dedicamos a esto. Y cuando le pregunt茅 por qu茅 lo hab铆a dejado, me dijo que perdi贸 el inter茅s el d铆a en que se dio cuenta de que para ser publicitario bastaba con reunir dos condiciones: una, 鈥渘o cometer faltas de ortograf铆a鈥 y dos, 鈥渟er un poquito menos pendejo que los dem谩s鈥.

Tambi茅n me dijo algo que no olvidar茅 mientras tenga una empresa.

Que adoraba hacer negocios con catalanes.

Porque sab铆a que al final, fuese como fuese, siempre iba a cobrar.”

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.

Risto Mejide: “L’猫xit de la meva vida s贸c jo”, a l’ ‘Ara Tu’

Risto Mejide: “L’猫xit de la meva vida s贸c jo”, a l’ ‘Ara Tu’
Carles Capdevila entrevista a el publicista Risto Mejide.
V脥DEOS:
驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com.