Firma de libros de Risto Mejide en Sant Jordi.

Firma de libros de Risto Mejide en Sant Jordi.

Mi茅rcoles, 23 de Abril, Sant Jordi. Barcelona.

Risto Mejide firmar谩 libros ma帽ana, d铆a 23 de Abril Diada de Sant Jordi, en Barcelona.

 

Sant Jordi si
Agenda Risto Mejide Sant Jordi

 

 

 

 

 

 

Le podr谩s encontrar en:

De 11:00 a 12:00. Abacus, Pla莽a Catalunya.

De 12:00 a 13:00. Alibi, Rambla Catalunya.

De 13:00 a 14:00. El Corte Ingl茅s, Pla莽a Catalunya.

De 17:00 a 18:00. Casa del Libro, Passeig de Gr脿cia.

De 18:00 a 19:00. Casa del Libro, Rambla Catalunya.

驴Quieres recibir art铆culos como 茅ste en tu buz贸n de e-mail? Suscr铆bete a ristomejide.com

Un Risto Mejide muy tierno – La Voz de Galicia

El publicista confes贸 que el nombre de su futuro hijo es su gran campa帽a y se qued贸 callado cuando Jordi ley贸 un p谩rrafo de amor de su libro.

El s谩bado por la noche Risto Mejide acudi贸 al programa聽La Noria聽para hablar sobre su despido, entre otras cosas. Muy calmado, asegur贸 que no estar enOperaci贸n Triunfo聽era lo mejor que le pod铆a pasar en estos momentos ya que 芦era un programa con el que no estaba de acuerdo禄. Dese贸 suerte a todos los 芦triunfitos禄 tanto en lo personal como en lo profesional y record贸 que su funci贸n ahora ya no era nominarles ni criticarles aunque, seg煤n confes贸, no se acuerda de Mario, el ganador.

Tras una relajada conversaci贸n sobre su forma de ser y de expresarse, Risto no dud贸 en confesar: 芦a mi la tele no me gusta, me gusto yo禄 y asegur贸 que esta etapa televisiva espera que se quede en una an茅cdota en su vida. 芦Yo me dedico a otra cosa aunque esto me ha venido muy bien禄. Adem谩s, hizo alarde de su 煤ltima obra. Su segundo libro. En apenas dos semanas desde su publicaci贸n,聽El sentimiento negativo聽ya figura entre los tres libros m谩s vendidos de no ficci贸n en nuestro pa铆s. Seg煤n ha explicado Mejide,聽El sentimiento negativo聽(Espasa) contiene momentos de su vida mucho m谩s personales, al contrario que en聽El pensamiento negativo, su primer libro, en el que hablaba del fracaso y de situaciones m谩s medi谩ticas, como su experiencia en el jurado del programa televisivo Operaci贸n Triunfo (OT).

El dise帽o del libro hace gala de la originalidad de este publicista, ya que sus cubiertas son dos contraportadas; el texto de algunas p谩ginas -en las que se habla del sexo m谩s expl铆cito- est谩 orientado horizontalmente; la numeraci贸n de las p谩ginas es inversa -empieza por la 216-, y hay 50 modelos de dedicatorias sin dedicar, con espacios en blanco para que 芦cada uno elija la que m谩s le guste禄 y as铆 芦ahorrar禄 tiempo en las firmas de libros.

Parece que el nuevo libro de Risto Mejide sigue el mismo camino que su primera entrega,聽El pensamiento negativo,聽que logr贸 vender m谩s de 40.000 ejemplares.

V铆a聽Un Risto Mejide muy tierno – La Voz de Galicia

鈥淓L SENTIMIENTO NEGATIVO鈥,Risto Mejide – MarketingDirecto

Dispuesto a comprobar hasta d贸nde es capaz de aprender.

Profesional de la publicidad y fen贸meno televisivo, Risto Mejide ha revolucionado el mercado editorial con su primera incursi贸n en el sector, El pensamiento negativo.

En su segundo libro, Risto Mejide hace una enconada defensa de la parte negativa de los sentimientos y de las emociones. Para ello, expone situaciones comunes de la vida cotidiana, que quedan enfocadas desde ese lado negativo del 谩mbito sentimental.

Conocido por su participaci贸n como jurado en OT, le avalan las buenas ventas de su primera obra: El pensamiento negativo.

V铆a 芦EL SENTIMIENTO NEGATIVO禄, Risto Mejide – MarketingDirecto

Risto se critica a s铆 mismo en su nuevo libro, 芦El sentimiento negativo禄 – P煤blico

El publicista y productor musical Risto Mejide se critica a s铆 mismo en su nuevo libro 芦El sentimiento negativo禄, en el que narra con iron铆a cap铆tulos de su vida personal a trav茅s de situaciones contradictorias y rid铆culas, porque, a su juicio, 芦para criticar a los dem谩s, has de criticarte a ti primero禄.

Seg煤n ha explicado Mejide en una entrevista con EFE, 芦El sentimiento negativo禄 (Espasa) contiene momentos de su vida mucho m谩s personales, al contrario que en 芦El pensamiento negativo禄, su primer libro, en el que hablaba del fracaso y de situaciones m谩s medi谩ticas, como su experiencia en el jurado del programa televisivo Operaci贸n Triunfo (OT).

Risto, sin deshacerse de sus gafas de sol y con un vaso de ‘sand铆a colada’ en la mano -adem谩s de con una precisi贸n del lenguaje exquisita y rico contenido-, ha admitido: 芦siempre hay algo de exhibicionismo cuando escribes sobre cosas de tu vida禄, pero ha apuntado que se mueve mejor en la realidad que en la ficci贸n.

El dise帽o del libro hace gala de la originalidad de este publicista, ya que sus cubiertas son dos contraportadas; el texto de algunas p谩ginas -en las que se habla del sexo m谩s expl铆cito- est谩 orientado horizontalmente; la numeraci贸n de las p谩ginas es inversa -empieza por la 216-, y hay 50 modelos de dedicatorias sin dedicar, con espacios en blanco para que 芦cada uno elija la que m谩s le guste禄 y as铆 芦ahorrar禄 tiempo en las firmas de libros.

A煤n as铆, modestamente, Risto ha confesado: 芦no pretendo ir de nada, s贸lo pongo mis pensamientos en un papel禄.

El contenido de 芦El sentimiento negativo禄 gira entorno a las vivencias personales de Risto, pero su tratamiento est谩 a la altura de las ‘ristadas’ del cr铆tico musical, y se divide en breves cap铆tulos ‘contra’: Contra la bondad, Contra el 茅xito, Contra la promesa, Contra la educaci贸n, Contra el precio de este libro…

De este modo, sin tab煤es ling眉铆sticos ni formales, explica, por ejemplo, su fracaso en sus relaciones sentimentales, su concepci贸n de la belleza, la religi贸n y la sinceridad, su cr铆tica a la deshonestidad pol铆tica e incluso denuncia el caso de Marta del Castillo.

En relaci贸n a su experiencia laboral, tambi茅n hace autocr铆tica por su fracasado proyecto de una serie de televisi贸n sobre publicistas -rechazada por MediaPro, Antena 3 y numerosas productoras estadounidenses-, y su sigiloso proyecto musical con el grupo Labuat, al que pone voz la ganadora de OT 2008, Virginia Maestro.

Risto Medjide ha demostrado con su segundo libro su madurez al asumir errores, la transparencia de su persona -no personaje-, y su ingenio para obtener ideas contradictorias de actos cotidianos.

芦Los que me critican cuando publico un libro creo que se equivocan much铆simo porque quiz谩s, gracias a que yo escribo, hay mucha gente que abre un libro禄 por primera vez, ha sentenciado.

Mejide ha admitido que a trav茅s de su participaci贸n en OT ha podido darse a conocer como escritor, aunque ha aclarado que 芦el libro no es una prolongaci贸n del personaje televisivo禄 porque muestra 芦sentimientos y emociones puras禄.

Respecto a la diferencia entre el Risto escritor y el Risto antip谩tico de OT, el creativo publicitario ha dicho que 芦cualquiera que sale por la televisi贸n es un personaje, porque la televisi贸n s贸lo ense帽a una parte de ti y desde el momento en que sales te conviertes en una caricatura. La televisi贸n es maniquea禄.

芦En el programa estoy enfadado porque no me gusta lo que veo, pero no voy enfadado por la vida禄, ha explicado Risto.

En este sentido, Mejide da una gran importancia a las filosof铆as de vida, cosa que queda registrada en algunos cap铆tulos de su obra, y ha confesado que por ellos suele leer libros de ensayo, de pensadores como Jorge Wagensberg, Jos茅 Antonio Marina, Jes煤s Moster铆n, Eduard Punset y Salvador P谩niker.

芦Salvando las distancias禄, con ellos comparte la capacidad de divulgar y hacer asumibles conceptos complicados, en su caso sobre la publicidad y la producci贸n musical y, a partir de 芦El sentimiento negativo禄, sobre las emociones.

V铆a聽Risto se critica a s铆 mismo en su nuevo libro, 芦El sentimiento negativo禄 – P煤blico.es

El d铆a que te merezca.

El d铆a que te merezca ser茅 una persona incre铆ble. El d铆a que te merezca ser茅, de lo bueno, lo mejor. Me admirar谩s casi tanto como yo te admiro, me envidiar谩s casi tanto como yo a ti hoy. Los pajaritos se dejar谩n de cantar babosadas, las nubes se levantar谩n cachondas perdidas y las v铆rgenes suicidas abandonar谩n sus dos vocaciones de un polvazo y sin dilaci贸n. Todo eso el d铆a que yo te merezca, todo eso el d铆a que t煤 te merezcas algo como yo.

El d铆a que te merezca habr茅 hecho tanto por ti como lo que t煤 ya has hecho por m铆. Poner cara de que est谩s conmigo cuando nadie m谩s lo est谩. Y ponerla hasta part铆rtela si hace falta por cualquier tonter铆a indefendible que se me caiga de la boca. Hacer ver que tengo raz贸n a煤n cuando ya hace rato que me la quitan de las manos, oiga. Y afloj谩rmela un poco cuando ya hac铆a tiempo que se me estaba atragantando. Nuestra amistad dar谩 por fin balance cero, pero un cero con muchos unos a su izquierda y bien relleno de aparentes sobras, como todo buen relleno.

Y es que el d铆a que te merezca, al resto del mundo, que le den. Esta sensaci贸n de no llamarte ni o铆rte ni verte lo suficiente no creo que desaparezca, pero como m铆nimo tendr茅 claro que a ti tambi茅n te compensa.

Ya s茅 que nada cambiar谩 demasiado por tu parte el d铆a que te merezca. Seguir谩s sin exigir tu cambio, como hasta ahora. Seguir谩s al otro lado de mis cosas, como hasta siempre. Con la distancia prudencial del que viaja todo el trayecto por el carril de al lado, exactamente a la misma velocidad, seguramente hacia cualquier destino menos el m铆o. Pero mira, igual para entonces ya me siento mejor, por estar dando a la altura de lo que llevo recibiendo durante todo este tiempo.

Mientras tanto, tendr谩s que conformarte con lo que hay. Mientras tanto, tendr谩s que perdonarme si sigo siendo fecha en tu calendario, inversi贸n al cero por ciento de inter茅s, llamada perdida de tanto en tanto que te recuerda que tenemos que quedar, y ese encuentro espor谩dico con todas las garant铆as de poder retomar las cosas justo en el punto donde las dejamos.

Ahora que lo pienso, es dif铆cil que llegue el d铆a en que te merezca. La entrop铆a no deja de ser la religi贸n de la naturaleza, la asimetr铆a, su liturgia, y lo natural, este equilibrio ca贸tico entre cosas muy desequilibradas que tienden a desordenarse juntas. Y las personas, las relaciones, las amistades y hasta las cosas m谩s descojonantes, como la pareja, representan equilibrios jodidamente inestables, imposibles, contradictorios鈥 aunque necesarios.

Corte al final de mi pel铆cula favorita. Un tipo va al psiquiatra y le cuenta, oiga, mi amigo cree que es una gallina. Y el psiquiatra le pregunta y por qu茅 no me lo trae. El hombre contesta, no puedo, necesito los huevos.

A lo que iba.

El d铆a que te merezca te llamar茅 amigo.

El d铆a que te merezca, te llamar茅.

Lo poco que s茅 de la vida.

Lo poco que s茅 de la vida est谩 en los libros que nunca leo. Lo poco que s茅 de la vida est谩 en las l铆neas que no escrib铆. Lo poco que s茅 de la vida se cuenta tomando un caf茅, se entiende tomando una copa y se olvida tomando dos.

Que nadie se me emocione ni albergue falsas esperanzas, porque con lo poco que s茅 de la vida, a duras penas se llena un coraz贸n, por peque帽o que sea. 

Empiezo por lo que s茅 con toda seguridad. S茅 que, con suerte, te vas a morir una vez. As铆 que procura no morirte m谩s veces por el camino. No hay nada peor que esa gente que se va muriendo antes de morirse del todo. Para evitarlo, te regalo un m茅todo infalible. Mientras t煤 vayas decidiendo, todo est谩 bien. El d铆a que dejes de decidir, ese d铆a, cuidado, porque la habr谩s palmado un poco.

Ten siempre m谩s proyectos que recuerdos, es la 煤nica forma que conozco de mantenerse joven. Olv铆date de la patra帽a esa de ser feliz, yate puedes dar con un canto en los dientes si llegas a ser el 煤nico due帽o de tus propias expectativas.

Que un euro se ahorra, y un polvo se pierde. Para siempre. Que hay que dedicarse a algo de lo que jam谩s te quieras jubilar. Por mucho que te cueste pagar las facturas. Por mucho que en las reuniones de antiguos alumnos te miren mal. Es mejor dedicarse toda una vida a algo que te divierte pese a no llegar a fin de mes, que pasarte un solo d铆a trabajando 煤nicamente por dinero.

Entre lo poco que s茅 de la vida, tambi茅n te dir茅 que nada de todo esto vale la pena sin alguien que te haga ser incoherente. Ni flores, ni velas, ni luz de luna. 脡se es el verdadero romanticismo. Alguien que llegue, te empuje a hacer cosas de las que jam谩s te cre铆ste capaz y que arrase de un plumazo con tus principios, tus valores, tus yo nunca, tus yo qu茅 va.

Ojal谩 ames mucho y muy bueno, incluso a riesgo de ser correspondido. Que te despojen de todo, que hagan jirones de tus ganas y que te veas obligado a remendarlas con el hilo de cualquier otra ilusi贸n. Que desees y seas deseado, que se frustren todas tus esperanzas y que acabes descubriendo que la 煤nica forma de recobrar el primer amor, que es el propio, es en brazos ajenos. Dos emociones in煤tiles asociadas al pasado, arrepentimiento y culpa, y una emoci贸n in煤til asociada al futuro, la preocupaci贸n. Cuanto antes de desprendas de las tres, antes empezar谩s a apreciar lo 煤nico que tienes.

Qu茅 m谩s. Ah s铆. S茅 que al menos un amigo te va a traicionar, otro ser谩 traicionado por ti, y que te pongas como te pongas, los que no hayas hecho antes de los 30, ya jam谩s pasar谩n de buenos conocidos. Cuenta s贸lo con los tres principales, porque a partir de ah铆, todo es mentira.

Para terminar, y hablando del tema, d茅jame que te presente a tu mejor enemigo. Se llama miedo. Qu茅date con su cara, porque va a estar jodi茅ndote de ahora en adelante. Miedo al fracaso. Miedo al qu茅 dir谩n. Miedo a perder lo que tienes. Miedo a conseguirlo. Miedo a saber poco de la vida. Miedo a tener raz贸n.

Pensi贸n compleja.

Antes que nada, perdona si huele un poco a cerrado, hac铆a mucho tiempo que nadie se alojaba aqu铆, y menos a煤n con la intenci贸n de quedarse.

脕breme bien de puertas y ventanas. Que corra el aire, que entre tu luz, que pinten algo los colores, que a este azul se le suba el rojo, que hoy nos vamos a poner moraos.

Y hablando de ponerse, vete poniendo c贸moda, que est谩s en tu casa. Yo, por mi parte, lo he dejado todo dispuesto para que no quieras mudarte ya m谩s.

Puedes dejar tus cosas aqu铆, entre los a帽os que te busqu茅 y los que te pienso seguir encontrando. Los primeros est谩n llenos de errores, los segundos, te帽idos de ganas de no equivocarme otra vez.

El espacio es tan acogedor como me permite mi honestidad. Ni muy peque帽o como para sentirse inc贸modo, ni demasiado grande como para meter mentiras. Mis recuerdos, los dej茅 todos esparcidos por ah铆, en cajas de zapatos gastados y cansados de merodear por vidas ajenas. No pises a煤n, que est谩 fregado con l谩grimas recientes, y podr铆as resbalar. Yo te aviso.

El interruptor general de corriente est谩 conectado a cada una de tus sonrisas. Intenta administrarlas bien y no re铆rte demasiado a carcajadas, no vayas a fundirlo de sopet贸n.

No s茅 si te lo hab铆a comentado antes, pero la estufa la pones t煤.

Y hablando del tema, he intentado que la temperatura del agua siempre estuviera a tu gusto, pero si de vez en cuando notas un jarro de agua fr铆a, eso es que se me ha ido la mano con el calentador. Sal y vuelve a entrar pasados unos minutos. Disc煤lpame si es la 煤nica soluci贸n, es lo que tenemos los de la vieja escuela, que a estas alturas ya no nos fabrican ni los recambios.

Tampoco acaba de funcionarme bien la lavadora. Hay cosas del pasado que necesitar谩n m谩s de un lavado, es inevitable. Y hay cosas del futuro que, como es normal, se acabar谩n gastando de tanto lavarlas. La recomendaci贸n, ensuciarse a su ritmo y en su grado justo. Eso s铆, no te preocupes por lo que pase con las s谩banas, que las m铆as lo aguantan todo.

Para acabar, te he dejado un ba帽o de princesa, una cama de bella durmiente, un sof谩 de puta de lujo y algo de pollo hecho en la nevera. Para que los disfrutes a tu gusto, eso s铆, siempre que sigas reservando el derecho de admisi贸n. Aqu铆 no vienes a rendir cuentas, sino a rendirte t煤. Aqu铆 no vienes a competir con nadie, sino a compartirte a m铆. Y lo de dar explicaciones, d茅jalo para el se帽or Stevenson.

El resto, no s茅, supongo que est谩 todo por hacer. Encontrar谩s que sobra alg煤n tabique emocional, que falta alguna neurona por amueblar, y que echas de menos, sobre todo al principio, alguna reforma en fachada y estructura.

Dime que tienes toda la vida, y voy pidiendo presupuestos.

Dime que intentaremos toda una vida e ir茅 encofrando mis nunca m谩s.