Barcelona, pensa’t guapa.

Artículo publicado el domingo, 2 de Febrero de 2014 en ElPeriódico.comristo2-2-14

“Mientras la pasarela 080 aún hace balance de su última edición, Google publica el ranking de ciudades más fotografiadas del mundo. Y la ciudad en la que nací, crecí y me convertí en algo parecido a un adulto aparece en un fantástico tercer puesto, tras ese plató en el que ya sólo pueden vivir solteros llamado Nueva York y después de esa ciudad milenaria en la que antes se comían a los cristianos y ahora se comen a los turistas enamorados, también conocida como Roma. Mi ciudad ha quedado por delante de iconos como París, Venecia, Buenos Aires o Estambul. Ahí es ná.

Vamos, que si las ciudades fuesen top models, Barcelona sería un poco como Kate Moss. Por mucho que pasen los años, las relaciones y los excesos, ahí sigue ella, en lo más alto. También Barcelona se está haciendo mayor. También Barcelona quiere transmitir una mayor madurez. Y también Barcelona tuvo sus coqueteos con la droga.

Se lo metió todo en forma de Juegos Olímpicos, esa droga dura y elitista a la que muchas otras ciudades no logran engancharse, por más que estén dispuestas a pagar con chutes de relaxing cups of café con leche in Plaza Mayor. Lo que esas mismas ciudades parecen no querer darse cuenta es del proceso de desintoxicación que uno sufre después del subidón. Pero lo cierto es que ahí estuvimos, hace ya la friolera de 22 años, y de eso en buena parte seguimos viviendo, para qué mentir.

Ahora hace justo una década, nuestra top estuvo a punto de recaer con un Fórum de las Culturas, pero ya no fue lo mismo, no colocaba tanto, el material que nos enchufaron era definitivamente de peor calidad. Y las secuelas que nos dejó se pueden apreciar todavía hoy en alguna construcción faraónica sin demasiado sentido ni utilidad.

A lo largo de todos estos años ni las putas, ni la suciedad, ni la inseguridad ciudadana, ni la única película infumable de Woody Allen, ni siquiera los atropellos gratuitos de algunos mossos d’esquadra, han podido evitar que sigamos siendo una top entre las tops.

Barcelona hoy está buena. Muy buena. En términos heterosexuales, es ya una MILF de pleno derecho.

Pero es que Barcelona no se conforma con el físico. Sufre el síndrome Patrizia Ruiz, que además de ser joven, bella, simpática, modelo, cantante, actriz y bailarina, en sus ratos libres, como quien no quiere la cosa, estudia ingeniería aeronáutica e interpretación. De esas personas que dan mucha rabia, aunque sólo sea por la envidia que nos despierta a todos los demás.

Lo mismo se convierte en el destino más demandado por estudiantes y turistas, como te trae un Mobile World Congress o una de las residencias privadas de todo un Rolling Stone. Y es que hay que ver cómo se vive en una ciudad que tiene de todo y tan cerca.

Sin embargo, Barcelona tiene varios lastres, varias taras que en un momento u otro deberá soltar si quiere de verdad hacerse mayor. Para empezar, todos aquellos que pretenden reducirla a mera capital de Catalunya. Como si quisieran dejarla en casa, fregando platos, barriendo suelos y recitando a Josep Pla, en vez de dejarla vivir, viajar y volar. Hemos expulsado tanto talento, proyectos y empresas a golpe de un catalanismo mal entendido, cerrado y obtuso, incapaz de hacerse atractivo para el resto del planeta, ahí están las sedes de las multinacionales para dar fe. Y aún así, nadie ha podido destruir el innegable atractivo económico y empresarial de Barcelona.

Luego están los que la comparan constantemente con Madrid. No entienden que compararse con una marca que está por debajo de la tuya (para algo sirven los rankings) acaba haciéndote más  pequeño. Barcelona debería estar mirándose en Amsterdam, en Berlín, en Londres, en París, en Shanghai, en Nueva York. Marcas a la altura de la percepción que se tiene de ella. Y más allá.

Otro enemigo importante para su madurez es la mala influencia de ciertos familiares. Arrastra una hermana mayor bastante más fea y menos lista que encima le reclama el protagonismo. La llaman Marca España, y como todas las feas no demasiado espabiladas, sólo tiene dos salidas: o se vuelve la más simpática o se quedará cuidando a la tía FAES.

Por último, el peor obstáculo de todos, nuestro proyecto como ciudad. A las ciudades les pasa como a las personas: en el momento en el que dejan de soñar con el futuro, empiezan a hundirse en su pasado. Y hoy por hoy corremos el riesgo de vivir de contar batallitas que a nadie interesan ya, porque la gente prefiere esperarse a que salga el DVD.

En 1985, de cara a las olimpiadas, se puso en marcha una gran campaña que le hablaba a la ciudad de tú a tú, invitándola a arreglarse, a retocarse y a embellecerse: “Barcelona, posa’t guapa”.

Entonces se trataba de actualizar sólo las fachadas.

Va siendo hora de que actualicemos el interior.”

¿Quieres recibir artículos como éste en tu buzón de e-mail? Suscríbete a ristomejide.com.



Categorías:Artículos, Articulo, Barcelona, El Periódico de Catalunya, Risto, Risto Mejide, RistoMejide

Etiquetas:, , , , ,

4 respuestas

  1. totalmente de acuerdo, hay que mirar al futuro, compárate con ciudades de las que tomar ejemplo.
    también hay que ver en qué se puede mejorar, alguien se ha dado un paseo por la franja de playa entre Bach de Roda y Fórum…pues eso.
    que pasó con @22…pues ahí está…
    hay que seguir empujando.
    toni bao

  2. Es importante recalcar el hecho de que tanto Barcelona como la mayoría de ciudades catalanas se han formado gracias a la salida de un gran número de andaluces de su tierra, buscando lo que en su lugar de origen no tenían. Es el sudor de las frentes andaluzas lo que ha levantado, en gran medida, la belleza de una ciudad como Barcelona o ciudades del País Vasco.
    Lo dice una andaluza enamorada de su tierra y deseosa de visitar tierras catalanas.
    Ahí queda.

  3. Querido Risto,

    Recupérándome del soltero de oro Nueva York …No podría ser otra más que la ciudad que nunca duerme, como la más fotografiada. La más deseada, la que todo el mundo sueña con pisar alguna vez, he tenido la suerte de visitarla más de una vez y bueno ha sido la primera vez que he pillado la SuperBowl así que he dejado al soltero York demasiado resacoso…

    Aunque creo que esos rankings no son nada objetivos, nuestros ojos fotografían aquellas ciudades que están llenas de árboles y que nos ayuden a respirar…Barcelona también fue mi ciudad y siempre la recordaré con un poco más de curvas que la Kate Moss quizás sus huesos son quebradizos, pero porque es y será siempre una ciudad sensible y con alma. Por aquí en Toronto digo que soy de España y no se inmutan. Pero en cambio, cuando matizo que soy de Barcelona, todos sonríen y eso me gusta.

    Uno siempre regresa a donde pertenece aunque sea con la memoria…Toma aire y luego sigue caminando. Es lo que intento hacer siempre. He descubierto que no somos tan distintos a los insectos, antes de encontrar nuestra propia luz o nuestro paraíso nos golpeamos muchas veces contra diferentes ventanas. Ahora puedo abrir la mía 🙂 por fin soy residente permanente por eso he viajado a Nueva York para activar mi nuevo status…Soy catalana de corazón pero ahora que Canadá me ha hecho hueco aprenderé a amar este país como si fuera el mío propio. Porque así se debe hacer siempre desde el interior…Podría decir que les vayan dando que es gerundio a los del PP, pero ahora me apetece más decir eso de: Gerundemos que es pretérito!…

    Sabes Barcelona se parece a Montreal en eso pienso cuando la visito, siento que estoy allí. También arrastran sus propias Olimpiadas. Hoy no me apetece querido Risto, buscar las posibles concordancias del tocino con la velocidad respecto a todas las noticias, que leo sobre esos mediocres que no respetan ni a Barcelona ni a su hermana mayor la famosa marca Apaña. Así que si me permites hoy quiero recordar a mi ciudad, Barcelona, sacando fuera a su niña interior y sonrio porque no pierde nada de su encanto…

    PD: Buenas noches! desde Toronto otro soltero que se parece a Nueva York. Pero que en vez del Empire State tenemos la torre desde donde se ve Toronto entero y es una pasadaaaaaaaa…Lástima que no salga en ese ranking pero es que la belleza siempre se esconde, es lo que le pasa a Canadá su hermana famosa USA se lleva todos los honores, pero la magia está más arriba y es el verdadero Norte… 🙂

  4. Mas quisiera Barcelona parecerse una cuarta parte a Madrid, una ciudad abierta, que no duerme, que puedes hacer lo que quieras cuando quieras, sin horarios… Barcelona es una gran ciudad condal pero esta lejos de poderse comparar con una de las grandes. Y no nos engañemos ese puesto es merecidisimo siendo el primer puerto de España en el que paran miles de cruceros al año…

    Primero como madrileña me siento insultada y segundo Barcelona sin la marca España no es nada y en cambio aqui estamos los de siempre sin hacer ruido y aguantando chorradas como estas.

A %d blogueros les gusta esto: