CHESTER PODER – Introducción

Cuando se habla del poder, siempre se habla de los mismos.

Se habla de los de arriba, de los que tienen mucho o de los que manejan los hilos.

Pero poco se habla de los realmente poderosos.

De los que más nos pueden afectar en el día a día.

Poco se habla del poder de un ser querido.

Al que sólo se le recuerda cuando ya no está.

Poco se habla del poder de la deslealtad.

Del sabor amargo de la decepción. Del vacío después de cualquier traición.

Poco se habla del poder de los verdaderos superhéroes.

De los que salen de cualquier hospital tras una batalla.

De los que siguen luchando para ganar las guerras más silenciosas de la historia.

Poco se habla del poder de una sonrisa a destiempo.

De esa palabra que te levanta el ánimo el día que lo necesitas.

Del poder de la palabra perdón.

Del poder de la palabra gracias.

Del poder de un te quiero.

De un lo siento.

De un quédate.

Bienvenidos al mundo de los que te cambian sin querer cambiarte.

Bienvenidos al CHESTER… Poder.



Categorías:Artículos

4 respuestas

  1. De alguna manera en cada entrevista que realizas te camuflas para ser uno más de la camada del entrevistado, y con ese poquito de poder consigues sacarle lo que tienen dentro. El poder como parte de la comunicación, el poder como base para ayudar a expulsar los miedos y fracasos. Saludos.

  2. Gracias.

  3. Y tu originalidad Risto? Dónde la has dejado? Yo era de las que devoraba tus artículos por originales y porque encontrabas palabras a lo que yo pensaba y no sabía explicar. Ahora me resultas aburrido y totalmente predecible…Espero que regreses y me sigas ofreciendo lo que dabas porque ahora te echo de menos y no me resultas especial..ése sí que es el poder de verdad: resultar especial para alguien y a partir de ahí todo tiene sentido, hasta el poder de la sinrazón….

  4. …Hola Risto, buena semana¡¡¡¡
    …No te estarás ya acomodando a la edad que empiezas a tener, y, al papel de casado como una gran mayoría????
    …No lo tomes como ofensa personal, es lo último que querría, ya que gracias a ti he encontrado este poder del que hablas…
    …Siempre me has importado más por lo que callas que por lo que dices, aunque últimamente,…te encuentro mucho más blando,….si que se cambia con la edad, y, mucho, te lo dice una que ya se va para los ochenta…..pero el ser guerrero, nunca se tiene que perder.
    …Un abrazo lleno de energía¡¡¡

A %d blogueros les gusta esto: