Y ahora quién.

Y ahora qué, se preguntan todos. Y ahora quién, me pregunto yo. Porque a mí discúlpenme, pero tengo un problema previo. Y es que no me siento representado por nadie.

No me representan los que decidieron romper la baraja. Los que decidireron dejar de escuchar, de sentarse a la mesa, de negociar. No me representan los que defienden saltarse la ley, las mayorías cualificadas y los autos judiciales. No me representan quienes han inflado las expectativas de un pueblo harto de ser ignorado. Y hasta tal punto las han inflado que son capaces de despeñarlo por este barranco al que ahora llaman fractura social.

Tampoco me respresenta la violencia lanzada contra la gente cuya única arma fue una papeleta en la mano, cuyo único delito fue querer votar. De forma imperfecta, inválida, desautorizada y para nada representativa. Pero votar al fin y al cabo. No me representan los mamporreros, aunque sean aquellos a quienes les hemos otorgado el uso legítimo de la fuerza. Porque esa fuerza pierde toda legitimidad desde el momento en que se ejerce sobre el mismo pueblo que se la dio.

No me representan los que les llaman golpistas. Pero tampoco los que les llaman fuerzas de ocupación. Desconfío de los que intentan sacar rédito político del río revuelto. De los aprovechados, de los miserables que tienden puentes con pelotas de goma. Ilegales, esas sí.

No estoy con los que insultan a los que no piensan como ellos. A esos, ignoro, bloqueo, paso. Porque también es necesario pasar. Reducir el ruido, que ya hay bastante como para encima tener que aguantar a los que te pretenden insultar. No estoy con los que desobedecen órdenes de sus superiores, porque eso es muy peligroso para los que no sabremos a quién acudir cuando alguien se salte la ley. Pero tampoco con los que mandan a mis familiares y vecinos al hospital. Esos que tampoco me esperen, porque no soy de los suyos. Quién vigila al que vigila. Quién controla al que se supone que nos tendría que controlar.

No me cuenten entre los que se alegran de que una bandera, sea la que sea, se empañe de sangre. Se lo han buscado, dicen. Y más que se lo van a buscar, pienso yo. Porque esta violencia es de las que genera más. Por eso, y desde hace tiempo, mi única bandera es blanca por ambos lados. En cuanto alguien la pintarrajeó, empezaron todos nuestros problemas.

Algunos me llaman equidistante como si eso fuese un insulto. Me ven del lado de los que menos gritan. Y claro, eso molesta a los que quieren que gritemos todos más. Yo estoy con los que están tristes. Con los que no entienden nada. Y cada vez menos. Los que ponemos la tele con inquietud y la quitamos con desesperanza. Los que ya ni abren los periódicos por miedo a lo que tocará hoy. Los que cambiamos de tema en cuanto aparece la cuestión. No por desinterés, ni por desidia, sino por miedo a hacer más daño. A hacernos más daño. A ver más dolor. A provocarlo.

Soy de los que lloramos por las noches a solas, cuando nuestros hijos ya se han acostado. De los que nos apretamos fuerte de la mano cuando nuestra pareja intenta explicarse. Los que ahora recordamos las historias para no dormir que nos contaban nuestros padres. Esas mismas historias que juramos que no volverían jamás. Yo estoy con la gente que siente impotencia y rabia, mucha rabia. Yo estoy con los que desearían que nada de esto hubiera pasado. Y sí, también soy de los que busca que mi gente sonría, aunque sea por el motivo más ridículo, que siga sonriendo. Gente que cree que hay que seguir remando, aunque nos vayan dejando entre todos sin barcaza, sin río y sin mar.

En definitva, y sobre todo, estoy con los que se hacen en voz alta la gran pregunta. Y ahora quién.

Porque lo que ha quedado claro es que ninguno de los que hay ahora ha sido capaz de evitar meternos en este hoyo. Que nadie espere que alguno de ellos sea capaz de sacarnos de él.



Categorías:Artículos

191 respuestas

  1. Jo estimo Catalunya, es la meva terra y quiero a España, porque también lo es y de hecho, es la misma aunque parece que para algunos no. La fractura social que todo esto está provocando me encoge el alma cada vez que lo veo, en las calles, en las cafeterías, en la TV… está por todas partes. Pero sobretodo, el 1-O me ha hecho darme cuenta del gran poder que tiene la política en los medios de comunicación. Cómo explican las imágenes, el escenario, lo que dicen, en el tono en que lo hacen… puedes identificar claramente quién está detrás de cada canal de comunicación. Me imagino no vivirlo de cerca, y debe ser complicado crear una opinión sobre lo que pasa.. unos dicen A y otros dicen B, pero todo es más complejo que eso. Aunque llego a la conclusión, de que jamás habrá un canal de comunicación objetivo, pues alguien lo tendría que financiar al fin y al cabo… Así que GRACIAS por éste artículo de un gran periodista, no politizado y representativo de muchos catalanes.

  2. RIsto hoy no te puedo felicitar. Tanta equidistancia… desgraciadamente es el momento de defender nuestras leyes. Esta gentuza de la Gene no tiene respeto por nada. Ni por sus propios seguidores, a los que envia de coartada mientras ellos piensan en su próxima audacia.

  3. Nadie te va a sacar de ese hoyo, estamos en el y toca salir cada uno. Hacerte fuerte y saber que nadie te representa, que tienes tu propia voz, tu propio poder, que no hay nadie mejor que tú para conseguir lo que quieres y cumplir con el propósito de tu vida, es una oportunidad de tomar nuestro poder y hacer de Catalunya un país grande como merecemos! Encontrarás millones de personas que pueden acompañar tus sueños! No te preocupes.
    De todas maneras no es digno vivir en maltrato y ha sido bueno que aflore esa antipatía contra Catalunya sin disfraz, eso obliga a que tomes tus propias riendas, estoy convencida que tenemos todo lo necesario para hacerlo y mejor que nadie.

  4. Que eres un flojo, vaya.

  5. La ilegalidad que dio pie a los mamporros no fue el referendum o querer votar, la ilegalidad que dio pie a los mamporros fue la obstaculización a que las fuerzas de la ley hicieran su trabajo. Si mañana una banda decide robar un coche a plena luz del dia y para ello montan un cerco de personas alrededor para obstaculizar el paso de la policia… ¿la policia debería permanecer impasible? Y pongo ese ejemplo porque no sé cual sería el límite ¿robar un banco? ¿en que momento queda “justificado” golpear a alguien? Mi cabeza me dice “cuando conlleve el daño físico de alguien” pero… que daño grave puede provocar algo que a priori no es tan obvio como lo sería que en ese cerco se matara a alguien? ¿Que daño grave puede provocar el robo de un banco o, como es el caso, este referendum? ¿Que se supone que debe hacer un policia si alguien obstaculiza su labor por ejemplo abrazandose a su pierna para no dejarle andar o sujetándole un brazo?

    Y solo lo planteo como pregunta. Porque quisiera saber un poco más. Quisiera saber como deberían actuar esa policia que no tenía un manual para situaciones así.

  6. Ninguno de los q están en el poder.Tampico los q están en la sombra, o en los medios, arengando a las masas . Tampoco los irresponsables “ciudadanos ” q quieren su minuto de gloria y difaman. Los q queremos libertad , justicia, tolerancia, compromiso, trabajo , progreso, futuro.. somos muchos, pero se nos oye poco. Una pena muy grande y un miedo mucho mayor.

  7. Me siento muy identificado con tu portura, Risto. Gracias por ponerle palabras a mis sentimientos.

  8. Yo soy una persona que piensa como tu Risto y te agradezco mucho que en tu artículo siembres concordia entre el pueblo llano, ya que los que tendrian que velar por la estabilidad de todos no están por la labor. Soy una ciudadana de Pineda de Mar y sufro por todos nosotros pero sobretodo por el abandono de nuestros representantes politicos ambos cargados de incoherencia y egoismo, les interesa más enfrentarnos que limpiar sus mierdas y devolver al país yodo lo que han robado.
    Gracias de nuevo Risto

  9. Qué razón tienes

  10. Pues simplemente Risto que con tus buenos modos de explicar las cosas has dicho ecactamente la cruda realidad, y la gente equidustante como bien has dicho y yo me incluyo nos vemos obligadas a comernos este embrollo lo quieras o no.

  11. Nunca me has resultado demasiado simpático, pero hoy estoy completamente de acuerdo contigo. Yo también soy equidistante.
    Palabra de Josan.

  12. Yo también soy de esos.
    Yo también me pregunto. Ahora quien??
    Yo también lloro.
    Yo también estoy preocupado y tengo miedo.
    Yo tambien tampoco les perdono el daño que nos están haciendo.
    Yo también quiero vivir en paz
    Yo también quiero un trabajo digno.
    Yo también quiero una vivienda digna.
    Yo también quiero un salario digno.
    Yo también me callo.
    HIJOS DE PUTA.

  13. Que razón tienes Risto, cada vez te admiro más, esto jamás habría tenido que ocurrir, con diálogo, con tranquilidad y acuerdos, ya son muchos años que se solicita, pero aquí todo el mundo mira únicamente su culo, sin darse cuenta que los de arriba sólo miran por el suyo. Tristeza, mucha tristeza y rabia pero una cosa esta clara, el pueblo catalán es pacífico, y no se si es ventaja o desventaja, pero quedó muy claro ayer que seas de una bandera o de otra todos unidos se dio el mismo grito, paz y no violencia.

  14. Sabía Risto, que usted y yo al final estaríamos de acuerdo en muchas cosas. Agradezco sus comentarios, ha sabido expresar lo que muchos españoles no éramos capaces de decir. Nos habíamos quedado mudos ante tanta locura y estupidez. No sabíamos, cómo ni a quién contar nuestras ansias de paz y tranquilidad. Quiero a Cataluña, pero no sé en realidad que quiere Cataluña.

  15. Gracias Risto. Explicado tal cual lo siento. Si te haces político, aquí tienes una votante.

  16. Hace falta más gente con estas mismas reflexiones en voz alta y que se cuente a los que no leen.
    Entrar en la conciencia de los mandatarios …tomen decisiones de convivencia enérgicamente pacífica con orden etc.

  17. No puedo expresar mejor mis pensamientos, te los cojo prestados porque me inundan de paz al pensar que hay más gente decente en este mundo tan pequeño que estamos destruyendo entre todos.

  18. A mi que nunca me ha gustado Ristro.
    Estaba leyendo el artículo e iba asientiendo mentalmente a todo lo que leía. Así me siento yo exactamente. Quien ha escrito esto? Pensé que sería una mujer. Habla de hijos , no sabía que tenía hijos. Cuál sorpresa, resulta que es el inteligente impresentable Ristro. Por una vez comparto todo lo que dice.

  19. De todo lo que ha pasado estos días, por fin leo algo sensato. Si, yo también soy como tu Risto: Equidistante. Pero, lamentablemente, estoy empezando a tener miedo. Espero que alguien ponga un poco de cordura a todo esto.

    Saludos.

  20. Risto! Estoy contigo, soy de los tuyos y no hubiese sabido expresarme mejor!! Y ahora que, digo yo? No deberíamos hacernos oír de alguna forma? Y como? Es necesario mostrar de alguna forma que esa Cataluña también existe!
    Gracias

  21. Yo solo quiero levantarme pir la mañana para ir a trabajar sin pensar en que puede ocurrir a lo largo del dia. En España hubo un exodo de familias, separando padres, hijos y hermanos para buscarse las habichuelas. Tenemos que saber de donde venimos para saber donde queremos ir. Creo que todos tenemos en Cataluña un trocito de corazon.
    Me preocupa, que estas personas y hablo en general, desde la proteccion de sus despachos vean enfrentarse de esta manera a los ciudadanos. Muchos seran familia separada por la necesidad y no se reconozcan.
    Tranquilidad por favor. Vamonos a casa a seguir sacando nuestros hijos “palante”

  22. Sólo puedo aplaudirlo y compartirlo, nos han.devuelto a la época (como se pudo ver el otro dia en el vídeo que corre por redes) en que los jóvenes se pegaban en las calles por una bandera que finalmente no es más que una tela pintada de colores. Me gusta más la tuya, la blanca por las dos caras. Los sentimientos, incluidos los de la tierra, donde se han de llevar de verdad es en el corazón y SIEMPRE CON RESPETO a los sentimientos de los demás. Mucha frustración, mucha pena, mucha rabia por la incompetencia de nuestros dirigentes políticos que deberían trabajar porque seamos más felices y no lo contrario. A los problemas han de buscar y encontrar soluciones, no crearnos más problemas.

A %d blogueros les gusta esto: