“Me suelo enamorar de la gente que me hace rectificar” – 20minutos

Risto Mejide

Risto Mejide, durante la presentación de ‘OT’ (20MINUTOS.ES)
Acaba de publicar su último libro ‘El sentimiento negativo’.
El personaje más polémico salió repentinamente de ‘OT’.
Sobre este asunto prefiere mantenerse al margen.
PAULA ARENAS. 22.07.2009 – 20:31h

Ni una palabra de Operación Triunfo y su repentina salida. Risto Mejide no quiere saber nada de ese asunto, pero no le importa hablar largo y tendido sobre El sentimiento negativo, el último libro que ha escrito.

¿Sólo podemos hablar de su libro?

Para nada. También podemos hablar de mi primer libro, El Pensamiento Negativo.

Es que comprenderá que a la gente le interesa usted por ser el personaje mediático que es…

Y yo que pensaba que era por haber descubierto la relación molecular entre el cadmio y el radio.

¿Por qué este libro?

Así como en mi primer libro hablé del fracaso, en el segundo quise hacer un alegato a favor de mi otra gran virtud: la contradicción. Y nada más contradictorio que nuestros sentimientos negativos. Pereza, ira, odio, envidia, vergüenza… Todos aquellos que somos incapaces de aceptar, al menos en estado sobrio.

Siempre me sorprendo cuando algo me sale bien. Es el secreto de mi fracaso

Reza el subtítulo del libro: “Si estás conmigo, estás contra mí”… ¿Me lo explica?

Nuestro peor enemigo, quien peor lo pasa, es aquel que está más cerca. Al fin y al cabo, nuestros enemigos disfrutan con nuestros defectos. Son los que más nos quieren los que nos sufren de verdad. Yo, a eso de ‘quien bien te quiere te hará llorar’, yo le apostillaría una mucho más cruel y cotidiana, ‘quien mejor te quiere es quien ya te está llorando’.

¿Le sorprendió que su anterior libro vendiera tanto?

Mucho. Siempre me sorprendo cuando algo me sale bien. Es el secreto de mi fracaso.

¿Le molesta que se atribuya su éxito a sus intervenciones en ‘OT’?

Jamás. Gracias a OT, mucha gente me conoce y gracias a mis libros, igual incluso algunos puedan llegar a quererme. Demasiado bonito ¿no?

¿Qué se va a encontrar el lector en ‘El sentimiento negativo’?

Lo mismo que he ofrecido en OT. Mi punto de vista. En este libro, en vez de ofrecerlo contra las expectativas hinchadas de unos pobres y desvalidos triunfitos, voy contra la familia, contra la amistad, contra la pareja, y contra todo lo que nos dicen que es bueno por definición.

¿A quién no se dirige usted con este libro?

A la gente que lo critica sin haberlo abierto, que me han contado que alguno hay.

Si le propusieran a usted hacerle un juicio de este libro tipo los que ustedes hacían a los concursantes de ‘OT’, ¿se dejaría?

Lo estoy deseando.

¿Qué cree que ese ‘tribunal’ criticaría de El sentimiento negativo?

Eso esperaría. Si no, vaya mierda de tribunal.

Dice usted “es injusto que llore quien no debe”… ¿y cuándo se es justo llorar?

Lo que digo en el libro que es injusto que siempre aparezcan antes las lágrimas en los ojos de la víctima que en los del verdugo, que no es lo mismo.

La mayor injusticia a la que se ha enfrentado usted es…

Que se me cuelen en la cola del chiringuito de la playa.

La literatura que le gusta es…

Soy lector compulsivo de ensayo. Y me interesa todo lo que tenga que ver con la historia, la filosofía, o la divulgación científica. Básicamente, porque los tres acaban abordando el mismo tema. Nuestra eterna y manifiesta incapacidad para encontrar la verdad.

¿Qué les diría a quienes por ser usted un personaje televisivo desprecien su libro sin haberlo siquiera abierto?

Lo mismo que te contesté antes. Que no lo merecen.

¿Habrá novela?

Igual. Supongo que depende de cuántos decidan perder el tiempo con El Sentimiento Negativo.

¿Qué le gustaría hacer en la televisión?, ¿qué sueños tiene Risto Mejide?

Mis sueños nunca son catódicos. Alguna pesadilla sí lo acaba siendo.

¿Qué tiene de verdad el personaje que ha creado?

La verdad de un principio al que no pienso renunciar. El de la integridad.

Si es usted sincero… ¿no se ha sentido mal alguna vez después de haberle “puesto las pilas” a alguien?

Por supuesto. Y así lo he manifestado. No me cuesta nada rectificar. Al revés. Como siempre he dicho, me suelo enamorar de la gente que me hace rectificar. Así que cuidadín.

¿Con qué pregunta terminaría usted esta entrevista?

Con cualquiera que me demostrase a mí y a tus lectores que realmente te has leído el libro, para variar.



Categorías:Entrevistas

A %d blogueros les gusta esto: